La “Traición” de Walter Mosley.

Es una de las grandes voces de la América que resiste; un escritor venido del gueto para señalar las vergüenzas del sistema; un maestro del género negro que utiliza a sus detectives y criminales para gritar contra el racismo y los abusos de poder; un historiador en la estela de Émile Zola. “La justicia es el tema central de mis novelas porque de donde yo vengo hay injusticias todos los días, a todas horas, contra todo el mundo”.

De madre judía y origen ruso  y padre afroamericano, Mosley reconoce que sus orígenes le condicionan al escribir sobre estos temas, pero que lo hace más la experiencia, dramática, de su condición. “Yo no hago un trabajo de documentación junto a agentes de la ley como otros escritores. La única manera de verme en un coche de policía o en una cárcel es si me arrestan. Una vez mi padre me dijo: ‘Si un día os para la policía, tus amigos blancos van a ir a casa y tú vas a ir a la cárcel’. Desde esa perspectiva escribo”, comenta sin cambiar el tono tranquilo, la voz profunda, los ojos cansados.

El racismo, tan presente en toda su obra, ocupa un lugar central en Traición. “Las cosas han sido siempre así de horribles. El gran pecado de EE UU es haberse inventado la existencia del hombre blanco y su batalla contra todos los demás. Pero ahora el racismo ha dejado de ser un secreto. Trump nos ha dado algo por lo que luchar”, comenta un autor que, con sus frescos literarios, se ha convertido en uno de los grandes cronistas de lo trágico y absurdo de la vida de la clase trabajadora negra en EE UU.

Cuando nos encontramos con Rawlins en El diablo viste de azul, primera obra de la serie, es un veterano de la II Guerra Mundial que ha sido despedido de la fábrica de aviones en la que era mecánico por mostrar su orgullo. Él quiere cumplir con el sueño americano, ser un buen ciudadano, tener propiedades, mandar a los hijos a la universidad. “Pero las cosas no son así de fáciles”, cuenta Mosley para explicar la deriva de un personaje que pasea a menudo por el lado oscuro. Algo parecido ocurre con Oliver. Era un buen policía pero se metió donde no debía y lo pagó. “Estos personajes hacen lo correcto y se dan cuenta de que esto no sirve”, explica Mosley que ha utilizado la primera persona en las novelas de ambos. “Si tienes una voz poderosa, que quieras que se oiga, tienes que usar la primera persona”.

Reconocido por la crítica como el gran renovador del hard boiled americano gracias a la serie de novelas protagonizadas por el detective Easy Rawlins en Los Ángeles, Mosley retrata ahora una Nueva York cruel, con enormes diferencias sociales pero con criminales en ambos lados del estrato social. Sin embargo, su relación con la novela negra no es siempre sencilla. “Siento que cuanto más complejo es un personaje, más me alejo del género”, responde a la pregunta sobre su relación con sus protagonistas femeninas, tan originales e independientes, tan del siglo XXI incluso cuando las sitúa en Los Ángeles en 1948.

Siempre complejos, la galería de personajes de Mosley da cabida a varios asesinos con los que el lector no se siente a disgusto, tipos elegantes, muy buenos en lo suyo. ¿No tiene miedo de idealizar la violencia? “Lo he pensado mucho y sigo sin estar seguro”, afirma justo después de una larga pausa de silencio y reflexión. “De todas formas, vista la realidad, los delitos de mis novelas ,no son para tanto”, remata divertido.

El autor de El diablo viste de azul ha combinado como pocos el elogio de la crítica con un constante éxito de ventas en Estados Unidos. “Eso es porque mi estilo es entretenido pero no renuncio a decir cosas importantes. Si echamos la vista atrás, es lo que ha pasado con Dickens y otros a los que consideramos clásicos: la gente quería leerlos”.

Mosley lleva esa vida anodina de la clase media, de los que no caen en la pobreza a pesar de tener dos trabajos y nunca se podrán jubilar -”¿ha llegado eso ya a España? Es terrible”- de los que están lejos del submundo criminal que retrata. “¿Influencias? Siempre que respondo a esta pregunta me acuerdo de aquellos que lo hacen para compararse con quienes nombran”, explica, “pero, claro, seguí mucho a Zola y al Hemingway de frase corta y certera; también a Macdonald, Spillane y Hammett, a quienes leí y releí e imité sin saberlo. Pero mi gran influencia es la vida, mi vida”.

 

SINOPSIS

Trece años atrás Joe King Oliver era un honesto agente de policía de Nueva York con una única debilidad: las mujeres. Inconsciente de que tenía poderosos enemigos en el Cuerpo, fue víctima de una trampa que lo condujo a la prisión de Rikers Island durante una temporada. Víctima de vejaciones —pero también forzado a utilizar la violencia— y abandonado por su esposa mientras cumplía condena, al recuperar la libertad su visión del mundo pasó a ser cínica y desencantada. Hoy ejerce de detective privado con la ayuda de su hija adolescente, la única que lo saca de su perenne soledad, y, visto que seguir las reglas y ser honesto no le fueron de mucha utilidad en el pasado, no duda en recurrir a métodos poco ortodoxos si lo cree conveniente.

Resultado de imagen para walter mosley traicion

Después de recibir una carta de una mujer confesándole que le pagaron por acusarlo de una falsa agresión sexual para meterlo en la sombra, Joe decide investigar qué excompañeros tramaron su caída y los motivos que les impulsaron a hacerlo. En paralelo acepta ayudar a un activista negro, conocido por su radicalismo político, sobre el que pende la pena capital al ser acusado de matar a tiros a dos policías en acto de servicio. Lo que nadie dice es que los agentes fallecidos trapicheaban con mercancías robadas, traficaban con drogas, explotaban sexualmente a jóvenes sin hogar e incluso asesinaban. Ayudado por un sociópata sobrado de recursos, Melquarth Frost,sus pesquisas desvelarán un entramado de corrupción y brutalidad contra la población negra por parte de aquellos miembros encargados teóricamente de su protección. En busca de justicia social y redención personal, el protagonista avanzará por una jungla de agentes de la ley y abogados taimados preocupándose de mantener a su hija alejada del peligro.

 

Walter Ellis Mosley nació el 12 de enero de 1952 en Los Angeles, California (Estados Unidos). Es el hijo único de Leroy Mosley y de Ella Mosley, ambos trabajadores de un colegio. Leroy, negro procedente de Louisiana, trabajaba como guardián, y Ella, blanca de creencias judías, se ocupó como administrativa.

Mosley estudió Ciencias Políticas en la Johnson State College de Vermont. También acudió a la Goddard College. En 1987 contrajo matrimonio con la bailarina y coreógrafo Joy Kellman, de quien se separó en el año 2001.

devil-blue-dressDespués de trabajar en diversos oficios, entre ellos como alfarero y en servicios de catering, Walter, quien también es programador de ordenadores, consiguió la fama literaria gracias a sus novelas de intriga con el protagonismo del detective Ezequiel “Easy” Rawlings.

La serie de Easy Rawlings se compone de los títulos “El Demonio Vestido De Azul” (1990), novela que fue galardonada con el premio John Greasy, “Una Muerte Roja” (1991), “Mariposa Blanca” (1992), “Betty La Negra” (1994), “Un Perro Amarillo” (1996), “De Pesca” (1997), “El Caso Brown” (2001), “Six Easy Pieces” (2003), “Muerte escarlata” (2004), “Beso Canela” (2005), “Rubia Peligrosa” (2007), “Little Green” (2013), “Rose Gold” (2014) y “Charcoal Joe” (2016).

 

 

 

Walter Mosley compagina su tarea de escritor con la docencia en la Universidad de Nueva York.

 

Compilación realizada por: Lorena Lacaille escritora, biblioterapeuta,  traductora, especialista en Feng Shui y terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional)

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s