SISU: el secreto finlandés para un estilo de vida feliz

Adiós Hygge. Bienvenido SISU: sumérgete en la más nueva, fresca y cool tendencia nórdica. Porque el agua puede cambiar tu vida.

¿Por qué los finlandeses son los reyes del bienestar? La respuesta es SISU: la nueva tendencia nórdica para conseguir la felicidad. Un nuevo acercamiento indispensable al estilo de vida nórdico.

La autora, Katja Pantzar, cuenta su experiencia y cómo el SISU cambió su vida:

«Cuando me mudé a Finlandia, mi bienestar general mejoró drásticamente. Y todo gracias a un sistema sencillo y natural. El ejercicio funcional (tan simple como, por ejemplo, ir a trabajar en bicicleta todos los días), la dieta nórdica, las saunas, y el nadar en agua fría cambiaron mi vida. La ansiedad, el estrés, la fatiga y el dolor desaparecieron.»

Este libro, pues, explica los elementos clave para conseguir un bienestar global a través de la sauna, la dieta nórdica, el ejercicio, la terapia en el bosque, los baños de agua fría; esto es, el contacto con la naturaleza, y sobre todo el sisu: una palabra finlandesa que significa valentía, resistencia, estoicismo y resiliencia ante las adversidades.

¡Pon un poco de SISU en tu vida!

 

 

KATJA PANTZAR trabaja como redactora y periodista.

Nacida en Canadá, vivió unos años en Reino Unido y Nueva Zelanda. Ha colaborado en medios como Globe and Mail, Elle Denmark y Blue Wings. Actualmente vive en Helsinki, donde nada en el mar casi todos los días durante todo el año.

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, biblioterapeuta, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

Anuncios

Cambia tu cerebro, cambia tu vida…

Do you panic at the thought of walking into a room full of people you don’t know? Do you feel as if a cloud of gloom is always hovering over your head? Do you have the same negative thoughts over and over? Are you so easily distracted that you often can’t finish a project? Do you fly off the handle at your spouse for no good reason? Do you have trouble connecting meaningfully with other people? If you’ve been struggling to overcome a problem like these without success–perhaps you’ve even tried therapy but given up–it probably isn’t for lack of trying, thinking, or motivation: you just didn’t have the right answers or the right tools. Now you do.

In his pioneering new book, Change Your Brain, Change Your Life, Dr. Amen explains how you can “optimize” your brain to achieve your fullest potential. Using state-of-the-art brain imaging technology, Dr. Amen has spent the last decade helping thousands of patients understand how the way their brains are wired can affect their thoughts and emotions. He explains which brain systems are associated with particular problems, gives detailed checklists to help you pinpoint your problems, and offers specific yet simple “brain prescriptions” (cognitive exercises, nutrition medication, and more) to help actually enhance brain function and heal each problem.

Many of the difficulties associated with anxiety, depression, excessive worrying, anger, and distraction are related to five specific systems in the brain. Dr. Amen explains how these systems work and how malfunctions can affect your behavior. If you’ve always believed that you were just going to have to live with the way you are, you’ll be amazed by the vivid before-and-after brain scans of some of the thousands of patients that have been successfully treated at the Amen Clinic–visual proof that the right treatment can help you. You certainly don’t need a brain scan to understand the basis of your particular problem or implement the correct solution, but these striking images will inspire you to make meaningful and effective changes. Seeing is believing!

 


When your brain doesn’t work right, you can’t work right. With its easy-to-follow program and compelling evidence that you can actually retrain your brain to work more optimally, this breakthrough book will help you make lasting changes.

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta,  consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

‘Vivir bien la vida’ de J.K. Rowling

“Los beneficios inesperados del fracaso y la importancia de la imaginación”

 

Este mes la editorial Salamandra publica una nueva obra de J.K. Rowling. Pero en este caso no nos encontramos una nueva historia ambientada en su mundo mágico ni una novela centrada en algún crimen. Nos encontramos ante un ensayo, un discurso que otorgó en la ceremonia de graduación en Harvard: ‘Vivir bien la vida‘.

Llega a España la traducción del brillante y lúcido discurso que J.K. Rowling pronunció ante los nuevos graduados de la Universidad de Harvard en el año 2008.

En él, la autora de la aclamada saga de Harry Potter alaba las virtudes del fracaso y el papel crucial de la imaginación, enraizando estos conceptos con momentos clave de su vida.

 

“Vivir bien la vida”, discurso ilustrado por Joel Holland, llegará a las librerías españolas el próximo 5 de abril, tendrá 80 páginas y un precio de 12 euros. A continuación os contamos más detalles de un discurso que marcó un antes y un después en la vida de los estudiantes que lo escucharon y de la misma J. K. Rowling que lo pronunció.

“No necesitamos magia para transformar nuestro mundo; ya tenemos, en nuestro interior, todo el poder que necesitamos.” Cuando J. K. Rowling fue invitada a pronunciar el discurso de la ceremonia de graduación de los alumnos de la Universidad de Harvard, decidió hablar sobre dos temas que le interesan especialmente: los beneficios del fracaso y la importancia de la imaginación.

Para la autora, la valentía a la hora de afrontar el fracaso es tan esencial para vivir bien la vida como cualquier parámetro tradicional con que se mide el éxito; y nuestra capacidad de empatía, de ponernos en la situación de los demás ―sobre todo si éstos son menos afortunados que nosotros―, es una cualidad que sólo poseemos los seres humanos y que debemos cuidar, cueste lo que cueste.

Las anécdotas que J. K. Rowling compartió con los estudiantes y las preguntas incisivas que les formuló han sido una fuente de inspiración inagotable para todos aquellos que se han parado a pensar qué significa vivir bien la vida. Sus palabras invitan a actuar a todas las personas, con independencia de su edad y condición, que se encuentran en un momento decisivo de su vida. Si tenemos el valor de arriesgarnos ―aunque esto pueda llevarnos al fracaso― y si sabemos aprovechar el poder de la imaginación, podremos empezar a perder el miedo y explorar las infinitas posibilidades que nos ofrece la vida.

“Con la vida ocurre como en el teatro: lo importante no es que la obra sea larga, sino que sea buena.” Séneca

Hablando de la autora, J.K. Rowling es autora de la saga de Harry Potter, de otros tres libros complementarios publicados originariamente con fines benéficos, de la novela para adultos “Una vacante imprevista” y, con el seudónimo Robert Galbraith, de la serie de novelas policíacas protagonizadas por Cormoran Strike. BBC One adaptará las novelas de Galbraith a la pequeña pantalla en una serie producida por Brontë Film and Television.

 

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, Consultante en feng shui, terapeuta en EFT  (Técnicas de liberación emocional) y metafísica.

“El hijo del héroe”, de Karla Suárez

Empezar a escribir un libro es, para mí, como entrar en una selva donde tengo que ir apartando ramas para poder avanzar, cuenta la autora de El hijo del héroe en este texto autobiográfico sobre su novela.

¿Cómo nació esta novela? Veamos. Cuando yo tenía cinco años Angola obtuvo su independencia de Portugal. Alguien podría preguntar: ¿y eso qué le importa a una niña cubana de cinco años? Nada, desde luego. El asunto es que eran tiempos de Guerra Fría y, a partir de ese momento, en Angola empezó una guerra (nada fría, por cierto) donde intervinieron varios países y que duró muchísimo. Alguien podría replicar: ¿pero qué tiene que ver la niña cubana con esto? La respuesta es simple: durante quince años, miles de cubanos, hombres y mujeres, militares y civiles, reservistas y soldados del Servicio Militar estuvieron en la guerra de Angola. Aquella niña —yo— crecí escuchando los ecos del conflicto que nos llegaban a través de la televisión o de las historias que contaban los que, como mi padre, estuvieron allí.

Todo lo vivido se nos queda enredado en los recuerdos. A veces parece que olvidamos algo pero no es cierto, lo vivido siempre está ahí. Y para los narradores, las experiencias se quedan dormidas esperando el momento en que nos sentamos a escribir para convertirlas en literatura.

“De una parte estaba la ficción, la vida del protagonista (quien, como muchos cubanos nacidos después de la muerte del Che Guevara, se llama Ernesto).”

Así se quedó aquella guerra dando vueltas dentro de mi cabeza. En mi primera novela, un personaje va a Angola y regresa, pero no fue suficiente. La guerra siguió dándome vueltas y vueltas durante años. Un día estaba en el festival literario de Póvoa de Varzim, en Portugal. Terminadas las sesiones, los escritores subimos al autobús que nos llevaría de regreso al hotel. Yo me senté junto a la ventanilla y entonces me vino a la cabeza una frase: “a mi padre lo mataron una tarde que hacía mucho sol”. Sonreí. Era apenas la punta del iceberg, pero enseguida supe que acababa de encontrar el inicio de mi nueva novela y que sería la historia de un hombre de mi edad cuyo padre, a diferencia del mío, había muerto en la guerra.

Empezar a escribir un libro es, para mí, como entrar en una selva donde tengo que ir apartando ramas para poder avanzar. En éste tenía dos selvas. De una parte estaba la ficción, la vida del protagonista (quien, como muchos cubanos nacidos después de la muerte del Che Guevara, se llama Ernesto). De otra, estaba la historia real de la guerra.

Con la ficción tuve que hacer lo que hago siempre. Me lancé a escribir, a contar sobre Ernesto, su familia, los amigos, su infancia. Aunque él y yo tenemos en común haber crecido en Cuba en el mismo tiempo, nuestras historias personales son distintas. Sé que las primeras cincuenta páginas que escribo de una novela, van a quedar al final reducidas (con mucha suerte) a unas diez, pero necesito embarrarme al principio con los personajes, conocerlos, saber cómo se mueven, qué visten, qué escuchan, a quiénes frecuentan. Todo. Por eso, aun sabiendo que luego buena parte quedará fuera, escribo muchísimas cosas. Eso hice en los primeros meses: escribir y escribir.

El hijo del héroe no sucede en Angola. Sus escenarios son La Habana, Berlín y Lisboa, porque no me interesaba mostrar la guerra, que afortunadamente no conozco, sino sus consecuencias.”

Con la realidad tuve otro problema. A pesar de haber vivido con la guerra siempre presente, sabía poco sobre ella. Crecí con los ecos, pero me faltaban detalles, muchos de los porqués y solo conocía la versión oficial de Cuba en ese conflicto donde participaron tantos países e intereses. Yo quería hacer una novela, no un libro de historia, pero cuando se trabaja con temas históricos necesitamos documentarnos bien para poder escribir una buena línea que se baste por sí sola. Eso hice. Busqué información de diferentes fuentes. Vivir en Lisboa me vino bien porque aquí encontré libros sobre antes y después de la independencia angolana. Realicé entrevistas, sobre todo a cubanos de edades y pensamientos diferentes. Colgué mapas en mi pared, hice dibujos, coleccioné fotos, escribí cronologías. Un día me di cuenta de que mi cabeza se había llenado de voces y entonces supe que debía parar. Ya tenía la información necesaria para crear el contexto de mi ficción.

El hijo del héroe no sucede en Angola. Sus escenarios son La Habana, Berlín y Lisboa, porque no me interesaba mostrar la guerra, que afortunadamente no conozco, sino sus consecuencias. Cómo una guerra puede meterse en la vida de las personas que están a kilómetros de distancia, en sus casas, en sus camas, en los juegos infantiles. Y me interesaba el conflicto del personaje. Cuando Ernesto tiene doce años su padre muere en Angola y, tanto para la sociedad como para su familia, él se convierte en “el hijo del héroe”. Con el peso que tienen los héroes en Cuba, Ernesto se ve casi obligado a representar un papel que lo aplasta y lo obliga a vivir la vida que los otros esperan de él. Pero, en realidad, él no es más que un huérfano que ha pasado la vida buscando a ese padre ausente.

“No sabría describir la sensación que tengo cuando pongo el punto final de una novela, pero con ésta en particular sentí una contradictoria mezcla de peso sobre mis espaldas y ligereza.”

Creo que las novelas son seres vivos y que no se debe acelerar su proceso de gestación. Habrán pasado unos cuatro años desde que escribí la primera frase hasta que el libro estuvo casi terminado. Entonces tuve la suerte de que la Villa Marguerite Yourcenar, en Francia, me concediera una residencia de escritura junto a otros dos autores. Tenía dos meses para trabajar solo en la novela. Aunque ya sabía el final, aún no lo había escrito. Primero me dediqué a revisar todo: eliminé detalles históricos que no eran relevantes para mi ficción, cambié el nombre de un personaje, borré cosas por aquí, agregué por allá. Tuve largas conversaciones con mis compañeros, Núria Perpinya y Makenzy, que me ayudaron a pensar mejor. Una noche, después de haber estado leyendo de corrida todo el manuscrito, por fin, escribí el final. Era muy tarde. Bajé al portal. La villa está junto a un bosque. Había estrellas y un gran silencio. No sabría describir la sensación que tengo cuando pongo el punto final de una novela, pero con ésta en particular sentí una contradictoria mezcla de peso sobre mis espaldas y ligereza. Hubo momentos de la escritura que fueron muy difíciles y el personaje me hizo padecer bastante pero, aunque todavía quedaran cientos de correcciones por hacer, la historia había terminado.

Tiempo después de aquella noche tengo el libro entre mis manos. Este año se publicó en España, Francia y Portugal. Empezó su nueva vida. Yo ya he conseguido “liberarme” del personaje y su conflicto. Y, hace poco, escribí la primera frase de mi siguiente novela.

—————————

 

Karla Suárez

La Habana, 1969. Estudió guitarra clásica y se graduó de ingeniera electrónica, profesión que continúa desarrollando. Ha publicado: las novelas La Habana, año cero (Premio Carbet del Caribe y de Tout-monde y Gran Premio del Libro Insular, ambos en Francia, 2012), La viajera (2005) y Silencios (Premio Lengua de Trapo, 1999); los libros de cuentos Carroza para actores (2001) y Espuma (1999), además, Cuba, los caminos del azar y Grietas en las paredes, hechos en colaboración con los fotógrafos Francesco Gattoni e Yvon Lambert respectivamente. Su última novela es Un lugar llamado Angola (PortoEditora, 2017)

Sus novelas han sido traducidas a varios idiomas. Muchos de sus relatos han aparecido en antologías y revistas publicadas en Europa, Estados Unidos y América Latina. En Cuba, dos de sus cuentos fueron adaptados a la televisión y uno fue llevado al teatro. En Francia, su novela Silencios fue llevada al teatro en 2010 y convertida en espectáculo musical en 2013.

Ha recibido varias becas de creación entre ellas la que otorga el Centro Nacional del Libro de Francia. Ha impartido talleres de escritura en Italia, Francia y Puerto Rico. Ha escrito crónicas de viajes para diferentes periódicos, entre ellos El País. En 2007 fue seleccionada entre los 39 escritores jóvenes más representativos de América Latina. Reside en Lisboa donde coordina el club de Lectura del Instituto Cervantes.

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional)

“La infidelidad del espíritu”: Jaime Jaramillo

Es reconocido como líder social y maestro espiritual, ya que ha sido defensor incansable de los derechos de la niñez e inspirador de paz alrededor del mundo. Actualmente es uno de los conferencistas con mayor demanda, y ha escrito libros sobre autoayuda y meditación. Su libro Te amo…pero soy feliz sin ti, traducido a muchos idiomas, es un bestseller.

Jaime Jaramillo, “Papá Jaime”, como se le conoce internacionalmente por su labor social y su contribución a la paz mundial, es originario de Colombia, ha viajado por todo el mundo difundiendo su mensaje inspirador de paz y amor y su filosofía de vida que sirve de orientación a los seres humanos.

Su invaluable misión, lo proyecta a nivel internacional como embajador de la paz y defensor de los derechos de la infancia.

Presidentes, lideres de opinión, empresarios, jóvenes y niños de todo el mundo lo buscan día a día, para recibir de Papá Jaime una luz para despertar sus corazones.

Su labor social se fortaleció y se concentró en la ayuda a los niños, a raíz de un fatídico suceso que ocurrió en la navidad de 1973, cuando una niña que vivía en las calles por recoger una caja de una muñeca que había caído de un automóvil, murió arrollada por un camión frente a sus ojos. Al ver que la caja que la niña había recogido, estaba vacía, instantáneamente comprendió cual era su verdadera misión en esta vida.

Siendo reconocido mundialmente en su profesión como un geofísico sobresaliente, Jaime Jaramillo decide que su misión está aún por cumplir y dedica toda su energía a la creación de la Fundación Niños de los Andes. Esta obra habrá de ser, sin lugar a dudas, la que lo proyecta a nivel internacional como ciudadano de la paz y defensor de los derechos de la infancia.

La Fundación Niños de los Andes durante más de tres décadas ha venido trabajando con intensidad creciente en la recuperación del sector de niños, niñas y adolescentes que tienen como vivienda las calles y los espacios interiores del sistema de alcantarillado subterráneo urbano. Actualmente la fundación responde a una infraestructura de empresa social y atiende alrededor de 6 mil personas al año.

Después de trabajar arduamente durante más de 30 años, Jaime Jaramillo ha visto concretado uno de sus más anhelados sueños: haber encendido la luz de vida, tocado y abierto el corazón a más de 55 mil niños y niñas que vivían en las calles y alcantarillas. Hoy en día estas personas son hombres y mujeres de bien y muchos de ellos han sido reconocidos por su destacada labor profesional y su vocación de servicio incondicional a los demás.

El sueño de tocar y despertar corazones en todo el mundo, llevó a Papá Jaime a crear la organización Liderazgo Papá Jaime, desde donde dicta conferencias, talleres y seminarios para que los seres humanos encuentren el poder que está en su interior, se liberen del sufrimiento, venzan sus miedos, encuentren el amor en lo que hacen y así, trasciendan y dejen huella.

Sus mensajes también llegan al mundo entero, a través de intervenciones en programas de televisión y radio, en los escritos en periódicos y revistas y en sus libros y CDs. Su nuevo libro “Te amo, pero soy feliz, sin ti”, ha logrado colocarse como un Best Seller.

Gracias a su espíritu explorador, solidario y alegre, a sus experiencias de vida, y a su incansable deseo de servir, ha logrado desarrollar técnicas sencillas que han despertado los corazones de miles de personas, que han trascendido el ego, han despertado de su inconsciencia y encontrado la paz interior.

Su actividad y profesión ha sido reconocida mundialmente por lo que ha recibido innumerables premios y distinciones, entre los que destacan:

  • Premio Mundial de la Paz , al lado de la Madre Teresa de Calcuta en el año de 1991.
  • Nominación al Premio Nobel de la Paz en 1990.
  • Premio Mundial de los Derechos Humanos, Inglaterra.
  • Diez mejores ejecutivos del mundo. C ámara Junior Internacional. Puerto Rico, 1990.
  • Diez ejecutivos jóvenes de Colombia. Cámara Junior de Colombia, 1988.
  • Embajador Mundial de la Paz. Seoul Corea del Sur.
  • Rosa de oro de España.

La infidelidad del espíritu

Cuando no le somos fieles a nuestro espíritu, sino a lo que la sociedad nos impone, nos salimos del camino y perdemos nuestra verdadera esencia, encontrando grandes insatisfacciones en nuestra vida. Esto hace que en muchos casos lleguemos a sentir un gran vacío, y es así como aparecen la depresión, las adicciones, la ansiedad, el estrés y todo tipo de sufrimientos.

La infidelidad del espíritu  es una ventana que se abre hoy para ti para reflexionar profundamente acerca de lo que podemos hacer desde nuestro pequeño lugar para mejorar el mundo, ya que a través del servicio incondicional nos conectamos con nuestra chispa divina y dejamos de ser infieles a nuestro espíritu. Estos actos de amor por pequeños y simples que sean, pueden impactar y revivir a un corazón atrofiado por el miedo o agobiado por el sufrimiento. Esa es la alquimia, que es esa magia que transforma la desilusión y la frustración, en ánimo, ilusión, esperanza y en un anhelo y deseo ardiente de vivir, amar y soñar.

En estas páginas encontrarás una guía para que logres llevar a la acción una práctica espiritual que tenga como eje central el servicio incondicional a los demás, ya que a través de él se despierta la magia interior que hace que regreses a tu esencia, llegando a cumplir tu verdadera misión en este mundo: ser feliz.

 

Cómo activar la magia de tu cuarto cerebro para ser feliz? | Jaime Jaramillo |

 

Compilación realizada por: Lorena Lacaille, escritora, metafísica, especialista en Feng shui, terapeuta en EFT (Técnicas de liberación emocional).