José Luis Peixoto: Literatura de vida y poesia.

‘Peixoto es una de las revelaciones más sorprendentes de la literatura portuguesa reciente. No tengo ninguna duda de que es una promesa segura de un gran escritor’ – José Saramago

‘Peixoto tiene una forma extraordinaria de percibir, transmitida en sus originales elecciones del lenguaje e imaginería’ – Times Literary Supplement

“Espléndidamente exigente…. Las imágenes que Peixoto evoca para ayudar a sus personajes a comunicarse sin palabras son singulares e inolvidables… La naturaleza parece imponerse como la fuerza reinante y la brillantez y poder de Peixoto como artista se encuentran precisamente en su deseo por reflejar la capacidad de la naturaleza para crear y destruir simultáneamente”.—San Francisco Chronicle

José Luís Peixoto nació en 1974 (Galveias, Ponte de Sor). Licenciado en Lenguas y Literaturas Modernas (inglés y alemán) por la Universidade Nova de Lisboa. En 2001, su primera novela Nadie nos mira (El Aleph, 2009) recibió el Premio Literario José Saramago. Una casa en la oscuridad (El Aleph, 2008) es su segunda novela y fue muy bien acogida por la prensa literaria y el público. Cementerio de Pianos (El Aleph, 2007) ha sido la novela que le ha dado mayor proyección internacional y se ha publicado en más en quince países, entre los que destacan Francia, Italia, Bulgaria, Turquía, Finlandia, Países Bajos, España, República Checa, Croacia, Bielorrusia y Brasil, Reino Unido, Hungría y Japón. En España esta novela ha recibido el premio Cálamo – Otra mirada 2007. Figura en docenas de antologías de prosa y de poesía, traducidas a otras tantas lenguas. Colabora en diversas publicaciones nacionales y extranjeras. Es una de las figuras más destacadas de la narrativa contemporánea portuguesa.

 

Innfluenciado por Lobo Antunes y Saramago Peixoto colabora en la revista Visao, alternando su columna con la de Lobo Antunes, uno de los escritores referentes junto con José Saramago. Saramago fue muy importante para mi, lo conocí durante nueve años y todo lo que significó su posicionamiento es básico para nosotrosTanto Saramago como Lobo Antunes han influenciado a Peixoto, Premio Literario José Saramago por su novela Nadie nos mira y Premio Cálamo por Cementerio de pianos, título con el que alcanzó fama internacional con más de 14 traducciones. “Saramago fue muy importante para mi, lo conocí durante nueve años y todo lo que significó su posicionamiento es básico para nosotros. Fue un ejemplo para construir lo que quiero ser como persona”, añade este escritor con la oreja taladrada por los piercing y para el que “la literatura no es una ciencia sino una forma de conocimiento”. “Uno tiene que vivir. Y la tarea de un escritor es enseñar a los demás que es igual que todo el mundo, que no es un personaje, pero que tiene que tener claro que cuando publica algo es un regalo para el mundo; y, si uno cree en el mundo, tiene que regalarle lo mejor que tiene y creer mucho en ello”. Peixoto recuerda que una lección que aprendió de Saramago fue la de la convicción de creer. “El ser humano no solo debe hacer experimentos, como cuando uno juega al ‘sudoku’, sino que todo lo que hace debe hacerlo con la intención de llegar más lejos y de querer que el mundo evolucione”.

Cementerio de pianos

Una novela dinámica, elegíaca e indudablemente musical, que abarca tres generaciones de la misma familia y que culmina con la muerte de Francisco Lázaro, el maratonista portugués que fuera el primer atleta en morir en un evento olímpico (Estocolmo, 1912) debido al intenso calor durante la carrera.

Nacimiento, muerte, regeneración: estos tres temas cobran un significado casi ritual en la obra de Peixoto.

Un padre y un hijo también están en el centro de El cementerio de pianos –uno muerto, el otro vivo- y ambos se turnan a la hora de narrar la historia de una familia repleta de infidelidades y abuso doméstico (un gran problema en Portugal; Peixoto señala que muere una mujer a la semana por esta causa) y cuyos secretos son extraídos cuidadosa e inesperadamente en una hipnótica serie de párrafos elípticos y laberínticos.

“Cementerio de pianos (2006) experimenta con un estilo que recuerda a Antonio Lobo Antunes, porque el espacio-tiempo narrativo se define según la memoria subjetiva, caprichosa y no siempre fiable de sus protagonistas, entre los cuales el principal es Francisco Lázaro, el célebre corredor olímpico portugués que falleció en 1912, mientras participaba en los juegos Olímpicos de Estocolmo.” (Santiago Villa Chiappe, revista Arcadia)

 

 

 

 

Narrativa

  • 2001 – Nadie nos Mira , Editorial Hiru (Nenhum Olhar, 2000)
  • 2004 – Te Me Moriste, Editora Regional de Extremadura (Morreste-me, 2001)
  • 2007 – Cementerio de Pianos, El Aleph Editores (Cemitério de Pianos, 2006)
  • 2008 – Una Casa en la Oscuridad, El Aleph Editores (Uma Casa na Escuridão, 2002)
  • 2011 – Libro, El Aleph Editores (Livro, 2010)
  • 2016 – Dentro del Secreto, Xordica (Dentro do Segredo, 2014)
  • 2016 – Galveias, Literatura Random House (Galveias, 2014)
  • 2017 – En Tu Vientre, Literatura Random House (Em Teu Ventre, 2015)
  • 2017 – Te Me Moriste, Minúscula (Morreste-me, 2001)

Entrevista a José Luís Peixoto en “La mañana en casa” (Canal 10)

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

Donna León y «el Detective Brunetti».

 

La escritora Donna Leon (Nueva Jersey, 1942) adora por encima de todas las cosas la música barroca y envidia a los cantantes de ópera. No en vano, la creadora del comisario Brunetti patrocina la orquesta Il Pomo d’Oro, para la que despliega sus dotes de comunicadora y sugiere temas susceptibles de incorporarse a su repertorio. En su última novela, ‘Sangre o amor’ (Seix Barral), la narradora regresa al mundo de la ópera y al teatro de la Fenice. Esta estadounidense afincada en Venecia ve con preocupación que la ciudad de los canales se convierta en puro atrezo por culpa del turismo de masas. “Venecia recibe 35 millones de visitante al año. Tiene un triángulo de las Bermudas -compuesto por el puente de Rialto, la basílica de San Marcos y la Galería de la Academia- que, cuando se atraviesa, se convierte en una carrera de obstáculos”, lamenta.
Cada día atracan siete cruceros repletos de turistas, mientras la ciudad se va despoblando de sus habitantes originarios, que al marcharse se llevan con ellos la memoria y la identidad de un lugar histórico. “En cambio, los millonarios rusos, americanos, chinos e ingleses están comprando palacetes que mantienen abiertos un mes durante todo el año. Venecia está muriendo y se parece cada vez más a Disneylandia“. Lo malo, advierte la escritora, es que otras ciudades corren también el peligro de ser engullida por esta vorágine. “Hace unos días estuve en Santiago de Compostela y sucedía algo similar”, dice Leon, quien propone en tono de broma unir en un solo artefacto el bastón del peregrino y el palo para hacer selfis. En ‘Sangre o amor’, cuenta la historia del amor obsesivo de un admirador de la soprano Flavia Petrelli, quien se encuentra en Venecia para interpretar ‘Tosca’. Los amigos de la diva sufren ataques y hostigamientos sin fin, lo que hace imprescindible la presencia del comisario Guido Brunetti, viejo amigo de la infancia de la cantante. “Al inicio, el amor tiene mucho fanatismo. Ves a una persona que te fulmina. De hecho la pasión y el fanatismo pueden ser aquí sinónimos pero en sentido positivo. El problema es cuando adquiere tintes peligrosos”, aduce.

Leon vive desde hace 34 años en Venecia y se muestra irreductible en su negativa a que sus novelas sean traducidas al italiano. Quiere vivir en el anonimato y no sufrir las molestias de la popularidad. Pese a ser la reina de la novela negra, nunca lee obras de este género y prefiere las lecciones que le procuran los libros de historia. En su juventud devoró con pasión novelas de detectives y cree haber atrapado sus claves. Al fin y al cabo, todo se reduce a contar un crimen, crear un investigador, explicar las causas del asesinato y encontrar al culpable. “A partir de esas premisas las combinaciones son múltiples”.

La narradora cree que los orígenes de la novela negra están en la Biblia y la tragedia griega. El esplendor del género obedece a la naturaleza misma de la condición humana: todo el mundo espera que se castigue al malo. Su método de trabajo es una rara mezcla de caos y disciplina. Se encierra durante una semana y trabaja a destajo durante ocho horas diarias. “No obstante, siempre estoy dispuesta a alejarme del ordenador un ratito, de modo que en cuánto alguien me propone un paseo o una cena acepto en seguida”. Después de ese enclaustramiento toma distancia de la novela y se olvida de ella durante una temporada, hasta que reanuda la escritura y vuelve a sentarse ante el ordenador. Este ir y venir, esta vuelta a la tarea y a la dispersión que le sigue no la perturban. Al contrario, invierte nueve meses en parir una de sus criaturas, pero el sistema funciona. No por casualidad sus libros han sido traducidos a 23 idiomas y se venden como rosquillas en Europa y Estados Unidos.

No piensa ni por asomo dar un descanso al comisario Brunetti. Su retiro la obligaría a jubilarse. Por eso seguirá explotando el filón de su cínico detective, aunque sospecha que su compañera Claudia Griffoni, en caso de un hipotético relevo, sería la candidata con más opciones.Brunetti, su personaje

El comisario Brunetti combate el crimen en su ciudad natal, Venecia, y sus alrededores. Cada caso es una oportunidad para que la autora revele el lado oscuro y oculto de la realidad. El hecho de que pueda atacar sólo hasta cierto punto la corrupción endémica del sistema, convierte al comisario Brunetti en un hombre profundamente cínico, lo que no impide que vuelva a intentarlo una y otra vez.

Brunetti encuentra consuelo en compañía de su esposa Paola, una condesa nacida dentro de una de las más antiguas familias venecianas, y de sus dos hijos, Raffi y Chiara. Paola enseña literatura inglesa en la universidad y, a pesar de su pasado familiar, tiene un pensamiento de izquierda alimentado todavía por los acontecimientos sociales de 1968. El calor doméstico de su familia contrasta con la corrupción y la crueldad que Brunetti encuentra en el trabajo. El jefe de policía, vicequestore Patta, es un bufón inútil y egoísta que constantemente pone trabas a la tarea de Brunetti por cuestiones de intereses políticos. Por su parte, el sergente Vianello y la multifacética y muy bien conectada signorina Elettra, secretaria de Patta, ayudan a Brunetti para llegar con sus investigaciones un poco más allá de lo que le permiten sus superiores.

Obras

Serie Brunetti

  1. Muerte en la Fenice (Death at La Fenice, 1992)
  2. Muerte en un país extraño (Death in a Strange Country, 1993)
  3. Vestido para la muerte (The Anonymous Venetian o Dressed for Death, 1994)
  4. Muerte y juicio (A Venetian Reckoning o Death and Judgment, 1995)
  5. Acqua alta (Acqua Alta o Death in High Water, 1996)
  6. Mientras dormían (The Death of Faith o Quietly in Their Sleep, 1997)
  7. Nobleza obliga (A Noble Radiance, 1997)
  8. El peor remedio (Fatal Remedies, 1999)
  9. Amigos en las altas esferas (Friends in High Places, 2000)
  10. Un mar de problemas (A Sea of Troubles, 2001)
  11. Malas artes (Willful Behaviour, 2002)
  12. Justicia uniforme (Uniform Justice, 2003)
  13. Pruebas falsas (Doctored Evidence, 2004)
  14. Piedras ensangrentadas (Blood from a Stone, 2005)
  15. Veneno de cristal (Through a Glass, Darkly, 2006)
  16. Líbranos del bien (Suffer the Little Children, 2007)
  17. La chica de sus sueños (The Girl of His Dreams, 2008)
  18. La otra cara de la verdad (About Face, 2009)
  19. Cuestión de fe (A Question of Belief, 2010)
  20. Testamento mortal (Drawing Conclusions, 2011)
  21. La palabra se hizo carne (Beastly Things, 2012)
  22. El huevo de oro (The Golden Egg, 2013)
  23. Muerte entre líneas (By Its Cover, 2014)
  24. Sangre o amor (Falling in Love, 2015)
  25. Las aguas de la eterna juventud (2016)

Otras novelas

  • Las joyas del paraíso (The Jewels of Paradise, 2012), sobre la vida del compositor del siglo XVII Agostino Steffani. Proyecto en común con la mezzosoprano Cecilia Bartoli, que grabó a su vez el disco “Mission”.

Otras obras

  • Sin Brunetti (2006)
  • Sobre Venecia (2006)
  • El Sabor de Venecia (2011)

 

La serie más exitosa de la Gran Dama del Crimen llega a su título número 25. Premio Pepe Carvalho 2016 a toda su trayectoria.

Sinopsis de Las aguas de la eterna juventud:

El comisario Brunetti investiga el extraño caso de Manuela, una joven treintañera que, años atrás, a los quince años, estuvo a punto de morir ahogada. Su abuela, la condesa Demetriana Lando-Continui, desconfía de la versión policial, según la cual la joven se arrojó a las aguas de Venecia.
El punto de partida para la investigación de Brunetti es Pietro Cavanis, el único testigo, un borracho desmemoriado. La joven quedó seriamente perjudicada, atrapada en una eterna juventud por una lesión cerebral irreversible. El comisario buscará al verdadero culpable entre los archivos y rincones de una Venecia masificada por el turismo, recelosa de la nueva inmigración y sin expectativas para los jóvenes. Pero a veces basta con sacudir la historia para que resplandezca la verdad.


La ignorancia de la ley es la peor condena.

«Una de las grandes escritoras de crimen y misterio», The Times.

«Donna Leon deja al lector sin aliento con un increíble suspense», The Observer.

Donna Leon Interview

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

 

Luisa Valenzuela: «Pitonisa de la Literatura latinoamericana».

Luisa Valenzuela nació en Buenos Aires, Argentina, un 26 de noviembre. Residió varios años en París y Nueva York, con largas estancias en Barcelona y México. Durante su dilatada carrera, que abarca ya cincuenta años de ininterrumpida dedicación a la literatura, ha publicado más de 30 libros, entre novelas, volúmenes de cuentos, microrrelatos y ensayos.

Su obra fue editada en más de 17 países de América, Europa, Asia y Oceanía, y traducida al inglés, francés, alemán, holandés, italiano, portugués, serbio, coreano, japonés y árabe. Su particular abordaje de temas y motivos relacionados con el poder, el cuerpo, el humor y el lenguaje la han convertido en objeto de estudio en universidades de todo el mundo.

Acreedora de las becas Fondo Nacional de las Artes, Fulbright (Programa Internacional de Escritores en Iowa City) y Guggenheim, entre otras, Luisa ha desarrollado una gran tarea como docente, dictando cursos y talleres, sobre todo en Universidades de Estados Unidos y México. Su actividad académica se completa con membresías en destacadas instituciones, entre otras: el New York Institute for the Humanities, la Cátedra Alfonso Reyes del Tecnológico de Monterrey y la American Academy of Arts and Sciences.

Durante diez años fue redactora del Suplemento Gráfico del diario La Nación y su notoria labor la hizo merecedora en 1965 del Premio Nacional Kraft. Posteriormente, trabajó durante mucho tiempo en la revista Crisis, y fue columnista y colaboradora de muy diversas revistas y periódicos de la Argentina y Estados Unidos.

“No hay patrones ni moldes si se quiere escribir distinto: escribir de verdad.”

Luisa Valenzuela

A lo largo de su carrera ha recibido distinciones de diversa índole, entre las que se destacan el Gran Premio de Honor de la SADE, el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Knox (Illinois), la Medalla Machado de Assis de la Academia Brasilera de Letras, el premio Astralba de la Universidad de Puerto Rico y el premio Esteban Echeverría de la Asociación Gente de Letras. En el año 2017 tuvo además el privilegio de ser designada para dar el discurso de apertura de la 43ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Debido a su amplia trayectoria, ella misma ha integrado el jurado de importantes galardones internacionales, tales como el Premio Casa de las Américas de La Habana, el IMPAC de Dublín, el New York State Council for the Arts, y el Literario de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Su profundo compromiso social la llevó a ser nombrada Fellow del Fund for Free Expression y del Freedom to Write Commitee del PEN American Center, cuya sede en Argentina preside desde el año 2015.

Viajera empedernida, suele dictar conferencias y lecturas en congresos y ferias del libro alrededor del mundo. Numerosos encuentros literarios fueron incluso dedicados por entero a su obra, como el encuentro “Luisa Valenzuela: a symposium” (Universidad de La Trobe, Sydney 1990), la prestigiosa Puterbaugh Conference (Universidad de Oklahoma, 1995), la Semana de Autor de Casa de las Américas (La Habana, 2001), la jornadas “Aproximaciones a la obra de Luisa Valenzuela” (Universidad de Viena, 2008), el coloquio literario de la Feria del Libro de Monterrey (México, 2009) y las jornadas “Luisa Valenzuela, el vértigo de la escritura” (Buenos Aires 2015).

Desde 1989 radica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde fue declarada Personalidad Distinguida de las Letras y Ciudadana Ilustre.

Novelas

  • Hay que sonreír. Novela. Buenos Aires: Editorial Americalee, 1966. (CD-Rom: Buenos Aires, Ediciones La Margarita Digital, 2004).
  • El gato eficaz. Novela. México: Ediciones Joaquín Mortíz, 1972. (Otras ediciones: Buenos Aires: Ediciones de la Flor, 1991, 2001).
  • Como en la guerra. Novela. Buenos Aires: Sudamericana, 1977. (Otras ediciones: La Habana: Ediciones Casa de las Américas, 2001).
  • Cola de lagartija. Novela. Buenos Aires: Editorial Bruguera, 1983. (Otras ediciones: México: Difusión Cultural, UNAM, 1992. México: Planeta, 1998).
  • Realidad nacional desde la cama. Novela. Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano, 1990, 1993.
  • Novela negra con argentinos. Novela. Barcelona: Ed. Plaza y Janés, 1990. (Otras ediciones: Hanover (NH): Ediciones del Norte, 1990. Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1991).
  • La Travesía. Novela. Buenos Aires: Editoria Norma, 2001. (Otras ediciones: La otra orilla (Colección), Barcelona, 1997; Editorial Alfaguara, México, 2002, Bogotá 2002).
  • El Mañana. Buenos Aires: Seix Barral, 2010.
  • Cuidado con el tigre. Buenos Aires: Editorial Seix Barral, 2011.
  • La máscara sarda, el profundo secreto de Perón. Buenos Aires: Editorial Seix Barral, 2012.

Cuentos y relatos

  • Los heréticos. Cuentos. Buenos Aires: Editorial Paidós, 1967.
  • Aquí pasan cosas raras. Cuentos. Buenos Aires: Ediciones de la Flor, 1975 y 1991.
  • Libro que no muerde. Cuentos. México: Difusión Cultural, UNAM, 1980.
  • Cambio de armas. Relatos. Ediciones del Norte, Hanover, 1982. (Otras ediciones: México: Martín Casilla Editores, 1982. Buenos Aires: Editorial Norma, 2004).
  • Donde viven las águilas. Cuentos. Buenos Aires: Editorial Celtia, 1983.
  • Simetrías. Cuentos. Buenos Aires: Ed. Sudamericana, 1993. (Otras ediciones: Barcelona: Ed. Plaza y Janés, 1997).
  • Antología personal. Buenos Aires: Ediciones Desde la Gente, 1998.
  • Cuentos completos y uno más. México / Buenos Aires: Alfaguara, 1999, 2001.
  • Simetrías/Cambio de Armas (Luisa Valenzuela y la crítica). Valencia: Ediciones ExCultura, 2002.
  • El placer rebelde. Antología general. Prólogo y selección de Guillermo Saavedra. Buenos Aires, México: Fondo de Cultura Económica, 2003.
  • BREVS. Microrrelatos completos hasta hoy. Córdoba (Arg.): Editorial Alción, 2004.
  • Trilogía de los bajos fondos (Hay que sonreír, Como en la guerra, Novela negra con argentinos). México: Fondo de Cultura Económica, 2004.
  • Acerca de Dios (o aleja). Rosario (Argentina): Editorial Fundación Ross, 2007.
  • Generosos inconvenientes. Antología de cuentos. Edición de Francisca Noguerol Jiménez. Palencia: menoscuarto ediciones, 2008. (reloj de arena, 35)
  • Tres por cinco. Madrid: Páginas de Espuma, 2008. (Colección Voces / Literatura). Editado en Argentina en 2010.
  • Juego de villanos. Barcelona: Thule Ediciones, 2008. (Colección Micromundos, 18)

Ensayos

  • Peligrosas Palabras. Ensayos. Buenos Aires: Editorial Temas, 2001. (Otras ediciones: México: Editorial Océano, 2002).
  • Escritura y Secreto. Ensayos. México: Editorial Ariel, 2002. (Otras ediciones: México: Fondo de Cultura Económica, 2003).
  • Los deseos oscuros y los otros (cuadernos de New York). Buenos Aires: Ed. Norma, 2002.
  • Taller de escritura breve. Lima: Editorial Sarita Cartonera, 2007.

La máscara sarda.El profundo secreto de Perón

Buenos Aires: Editorial Seix Barral, 2012. (Biblioteca Breve)

Publicado en Argentina, México y Colombia.

Según los mamoiadinos, el anillo que usa el General en su dedo anular es del joven Giovanni Piras, y la enigmática inscripción que nunca nadie pudo leer en la Argentina es la clave de una cuenta suiza. Es la noche del sábado 16 de junio de 1973 en la quinta 17 de Octubre, en el barrio madrileño de Puerta de Hierro. En el piso alto descansa el cadáver de Eva Perón. En los pisos de abajo, deambula Isabel. En el claustro, José López Rega intenta convencer al general Perón de que rememore su infancia, para recuperar su escondido origen sardo. El regreso a la Argentina es ya un hecho: al día siguiente el doctor Cámpora y un par de seguidores irán a ultimar los detalles. Pero es necesario que, antes de aterrizar en Ezeiza, abandone las falsas identidades y recomponga su verdadera historia; que se ponga la máscara del Mamuthòn, personaje del carnaval de Mamoiada, una de las fiestas más populares de Cerdeña. Mientras tanto, la Filonzana tiende los hilos de este relato que desnuda un secreto que no todos los argentinos conocen: ¿dónde nació realmente Juan Domingo Perón? En La máscara sarda la autora retoma al protagonista de su anterior novela, Cola de lagartija, el controvertido José López Rega y su vínculo con Perón. Con el estilo inconfundible, ágil, lúdico e irónico que distingue su magistral e imprescindible escritura, Luisa Valenzuela explora los interrogantes sobre los orígenes y la verdadera identidad de Perón y añade una vuelta de tuerca más a su mito.

Literatura de la enfermedad y la maternidad: Lina Meruane.

Lina Meruane Boza (Santiago de Chile, 1970) es una escritora y docente chilena. Su obra, escrita en español, ha sido traducida al inglés, italiano, portugués, alemán y francés. En 2011 ganó el Premio Anna Seghers por la calidad de su obra, y en 2012 el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, por su novela Sangre en el ojo.
Nacida en Santiago de Chile, es descendiente de palestinos e italianos. Es sobrina de la actriz Nelly Meruane y del humorista Ricardo Meruane. Lina Meruane se inició en las letras como cuentista y periodista cultural. En 1997 recibe una beca de escritura del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes de Chile (FONDART) para terminar su primer libro de cuentos.1 Al año siguiente publicó Las infantas, libro que recibe una critica muy positiva de los reseñistas chilenos así como del escritor Roberto Bolaño:

«Hay una generación de escritoras (chilenas) que promete comérselo todo. A la cabeza, claramente, se destacan dos. Estas son Lina Meruane y Alejandra Costamagna, seguidas por Nona Fernández y por otras cinco o seis jóvenes armadas con todos los implementos de la buena literatura.»
Roberto Bolaño, febrero de 1999.
Meruane publicó dos novelas antes de partir a Nueva York a realizar sus estudios de doctorado en literatura hispanoamericana, en la Universidad de Nueva York.1 En Estados Unidos obtiene una beca de la Fundación Guggenheim en 2004 (para la novela Fruta Podrida) y en 2010 otra de la National Endowment for the Arts (para Sangre en el ojo). En 2011 recibió el Premio Anna Seghers, y al año siguiente obtuvo por Sangre en el ojo el XX Premio Sor Juana Inés de la Cruz, durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y con un jurado conformado por los escritores Yolanda Arroyo Pizarro, Antonio Ortuño y Cristina Rivera Garza.

Actualmente dicta clases de literatura y culturas latinoamericanas en la Universidad de Nueva York. Fue fundadora y directora del sello independiente Brutas Editoras, que editó libros desde Santiago de Chile y Manhattan.

Obra
Cuentos
Las infantas, Planeta, Santiago de Chile, 1998 (Eterna Cadencia, Argentina, 2010)
Novela
Póstuma, Planeta, Santiago, 2000 (Oficina Do Livro, Portugal, 2001)
Cercada, Cuarto Propio, Santiago, 2000 (Cuneta Editores, Santiago, 2014 con prólogo de Lorena Amaro)
Fruta podrida, Fondo de Cultura Económica, Santiago, 2007 (Eterna Cadencia 2015)
Sangre en el ojo, Eterna Cadencia, Buenos Aires / Caballo de Troya, España / Mondadori, Santiago 2012 (Lanzallamas, Costa Rica 2013; La Nuova Frontiera, Italia, 2013; Caja Negra, Perú, 2014; Cosac Naify, Brasil, 2015; Deep Vellum, USA, 2016)
Dramaturgia
Un lugar donde caerse muerta / Not a leg to stand on, adaptación dramática de la novela Fruta podrida realizada por la autora y el director de teatro chileno Martín Balmaceda; edición bilingüe con prólogo de Guillermo Calderón y traducción al inglés de Sarah Thomas, Diaz Grey Editores, 2012 (Trópico Sur, Uruguay, 2013)

No ficción

Viajes virales: la crisis del contagio global en la escritura del sida, ensayo, Fondo de Cultura Económica, Santiago 2012 (Viral Voyages. Tracing Aids in Latin America, Palgrave MacMillan, 2014, traducción al inglés de Andrea Rosenberg)
Volverse palestina, crónica, Literal Publishing, USA / Conaculta, México, 2013
Volverse palestina/Volvernos otros, crónica / ensayo personal; Literatura Random House, Santiago, 2014
Contra los hijos, ensayo-diatriba, Tumbona, México 2014
Ensayo visual
Cinco personas en busca de su personaje. Proyecto en curso. Primera parte dirigida por Luciano Piazza.

En antologías
Relatos suyos han aparecido en las revistas Lateral (Barcelona), Two Lines (California), Bomb (Nueva York), The Literary Review (Nueva York), Nuestra América (Lisboa), Otro cielo (Uruguay), y en las colecciones Salidas de madre (Chile), Relatos & Resaca (Chile), Se habla español (Estados Unidos), Con pasión (Chile), Pequeñas resistencias III (España), MicroQuijote (Barcelona), El futuro no es nuestro (Argentina, Bolivia, México, Chile, Hungría, Panamá, Estados Unidos, Perú), Excesos del cuerpo (Argentina), Schiffe aus Feuer (Alemania), entre otros.

 

«Sangre en el ojo»

Hoy a las 12:55 PM
“Estaba sucediendo. En ese momento. Hacía mucho me lo habían advertido y sin embargo. Quedé paralizada, las manos empapadas empuñando el aire. La gente en la sala seguía conversando y riéndose a carcajadas, incluso susurrando exageraban mientras yo. Y alguien gritaba mas alto que los demás, bajen el volumen de la radio, no metan tanta bulla que a las doce en punto los vecinos llamarán a la policía. Me concentré en esa voz estruendosa que no parecía cansarse de insistir que incluso los sábados los vecinos se acostaban temprano. Esos gringos no eran gente trasnochadora como nosotros, en absoluto parrandera. Eran protestantes y protestarian si no los dejábamos conciliar el sueño.”

“Y fue entonces que un fuego artificial atravesó mi cabeza. Pero no era fuego lo que veía sino sangre derramándose dentro de mi ojo. A sangre mas estremecedoramente bella que he visto nunca. La mas inaudita. La mas espantosa. Sangraba a borbotones pero solo yo podía advertirlo. Con absoluta claridad vi cómo la sangre espesaba, vi que la presión aumentaba, vi que me mareaba, vi que se me revolvía el estómago, que me venían arcadas y, sin embargo. No me incorporé ni me moví niun milímetro, ni siquiera intenté respirar mientras atendía al espectáculo. Porque eso era lo último que vería, esa noche, a través de ese ojo: una sangre intensamente negra.”

“Ignacio, triné, Ignacio estoy sangrando, esta es la sangre y es tan oscura, tan condenadamente espesa. Pero no. No fue eso lo que dije sino, creo que volví a sangrar, por qué no nos vamos. Irnos, dijo él (dijiste tú, Ignacio, eso dijiste aunque ahora lo niegues, y luego te quedaste mudo). Y oí que me preguntaba si era mucha la sangre, suponiendo que tal vez había sido como tantas otras veces, apenas una partícula sanguinolenta que pronto se disolvería en mis humores. Ni tanto, no respondía yo, pero vámonos. Vámonos al tiro. Pero no. Esperemos hasta que la fiesta amaine, hasta que la conversación se muera sola. Que no la matáramos nosotros, como si no estuviera ya muerta. Nos iremos en un rato. Y qué es una hora mas o media hora menos cuando no hay nada por delante. Podía tomarme otro vino y anesteciarme, otro vino y emborracharme. (Sí, sírveme otra copa, susurré mientras tú me la llenabas de sangre). Y tragué a la salud de mis padres que estarían roncando a kilómetros del desastre, a la salud del griterío de los amigos, a la de los vecinos que nunca reclamaron por el ruido, a la salud delos uniformados que no vinieron a auxiliarme, a la salud de la salud y de su puta madre.”

Estos son algunos de los párrafos de las primeras hojas de la novela “Sangre en el ojo” de la chilena Lina Meruane. Realmente es un pecado haber seleccionado solo éstas líneas porque la verdad es que la novela, y en particular las primeras páginas, no tiene despedicio. No hay una sóla línea en la que no se revele un cuidado asoluto, una pasión absoluta, una contundencia absoluta. Me resulta imposible transmitirles a ustedes las profunda impresión que me causó este libro, sin impresionarlos plasmando al menos algunas de sus líneas. Y es que es muy fuerte. Muy fuerte la historia, muy fuerte la escritura, muy fuerte la poesía desgarradora del relato pormenorizado de la ceguera de Lucina-Lina el alter ego de la autora.
Pero entonces, y si todo amor que no sea absolutamente incondicional? Te amo sobre todas las cosas?, no es verdadero amor, este libro no es una novela de amor. -Pues no, ni lo es ni podría serlo, pues el amor, en cuanto movimiento inefable e ininteligible, no puede ser fundamento para una novela que se quiera inteligente. -¿Son incompatibles por tanto el amor y las buenas novelas? -En efecto, amor mío: en la vida lo inexplicable ocupa un lugar siempre sobresaliente aunque difícil de ponderar, pero en las novelas todo motivo, causa o motor de la acción e interrelación entre personajes debe ser inteligible, pues solo a partir de lo argumentable se puede construir y desarrollar un argumento narrativo. Que no tanto del amor sino de lo inesperado es de lo que trata esta novela. De la enfermedad y sus metáforas, que diría Susan Sontag. -Pero el amor provoca también sus propias injurias: el abandono, el daño, los celos, la avaricia, el odio, la indiferencia. -De ahí, quizá, este título tan cruento. Aviso de que no es ciego el amor de que aquí se narra.

Lina Meruane en Tiempo de Leer

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

«Un gran contador de Historias» Eduardo Mendoza.

Eduardo Mendoza Garriga. (Barcelona, 11 de enero de 1943). Autor teatral, novelista, abogado y traductor.
Se licencia en Derecho en la Universidad Autónoma de Barcelona, y reside en Nueva York desde 1973 hasta 1982 donde trabaja como traductor en la ONU. Durante su estancia en Nueva York debuta con La verdad sobre el caso Savolta (1975) obteniendo el Premio de la Crítica en 1976, que junto con El misterio de la cripta embrujada (1979) se lleva a la gran pantalla.
Posteriormente se publica El laberinto de las aceitunas, Campo de la verdad, ambos en 1982. De esta fecha también son Los soldados de plomo, llevada al cine por José Sacristán y en 1986 publica La ciudad de los prodigios, que la llevaría a la gran pantalla Mario Camus en 1999.
En 1986, junto a Miguel Narros, versiona y traduce El sueño de una noche de verano de William Shakespeare. Por La ciudad de los prodigios, obtiene diversos premios: Premio Grinzane Cavour (1988, Italia); Premio Ciutat de Barcelona; Nominación de libro del año en Francia (revista literaria Lire); y finalista del Premio Nacional de Literatura. En 1989 publica La isla inaudita, y en 1990 estrenó su primera obra de teatro, Restauració.
En 1991, publica Sin noticias de Gurb y en 1992 junto a los escritores Félix de Azúa, Manuel Vázquez Montalbán, Juan Marsé, Andreu Martín, Jesús Ferrero, Javier Fernández de Castro y Francisco González Ledesma, escriben una novela colectiva detectivesca: El enigma Icaria, editada por entregas en La Vanguardia.
En 1993, recibe el Premio Literario Elle por su obra El año del Diluvio y en 1996, publica Una comedia ligera, elegida como Mejor Libro Extranjero (1998, Francia). En el 2001 edita La aventura del tocador de señoras, por la que recibe el Premio del Gremio de Libreros de Madrid y publica el ensayo Pío Baroja.
En el 2002, publica El último trayecto de Horacio Dos, y en 2004 estrena la obra teatral Greus qüestions (Graves cuestiones) en el Festival de Temporada Alta de Gerona. No vuelve a publicar hasta 2006 con otra obra de teatro Glòria y otra novela Mauricio o las elecciones primarias, que obtiene el Premio de Novela de la Fundación José Manuel Lara Hernández. En este año, Llátzer Moix publica Mundo Mendoza sobre el autor.
Los próximos años son fructíferos: ¿Quién se acuerda de Armando Palacio Valdés? (2007), El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008) y en el 2009, Tres vidas de santos dónde debuta en el género de relato e incluye los cuentos La ballena, El malentendido y El final de Dubslav. El novelista, bajo el seudónimo de Ricardo Medina, ganó el 15 de octubre de 2010 la LIX edición del Premio Planeta de Novela, con Riña de gatos. Madrid, 1936.
En 2015 ha sido galardonado con el premio checo Franz Kafka, concedido por su trayectoria literaria y en el que han destacado especialmente su obra La verdad sobre el caso Savolta.
El 30 de noviembre de 2016 se le concedió el Premio Cervantes 2016.

Su Obra
Novela
1975: La verdad sobre el caso Savolta
1978: El misterio de la cripta embrujada (1ª novela de la serie del detective anónimo)
1982: El laberinto de las aceitunas (2ª novela de la serie del detective anónimo)
1986: La ciudad de los prodigios
1989: La isla inaudita
1991: Sin noticias de Gurb (publicado por entregas en el diario El País)
1992: El año del diluvio
1996: Una comedia ligera
2001: La aventura del tocador de señoras (3ª novela de la serie del detective anónimo)
2002: El último trayecto de Horacio Dos (publicado por entregas en el diario El País)
2006: Mauricio o las elecciones primarias
2008: El asombroso viaje de Pomponio Flato
2010: Riña de gatos. Madrid 1936 (Premio Planeta)
2012: El enredo de la bolsa y la vida (4ª novela de la serie del detective anónimo)
2015: El secreto de la modelo extraviada (5ª novela de la serie del detective anónimo)
Relatos
2009: Tres vidas de santos (La ballena, El final de Dubslav y El malentendido)
2011: El camino del cole (literatura infantil)
Teatro
1990: Restauración
1998: Gloria
Ensayo
1986: Nueva York
1989: Barcelona modernista, en coautoría con su hermana Cristina
2001: Baroja, la contradicción (ensayo biográfico)
2007: ¿Quién se acuerda de Armando Palacio Valdés?

 

Su última novela:

En El secreto de la modelo extraviada, el protagonista se gana la vida como repartidor de un restaurante chino cuando, de pronto, recuerda un caso de los años ochenta que involucraba la muerte de una modelo llamada Olga Baxter; un guardia civil transexual (y olé); un señor que asegura reiteradamente no ser gay a pesar de que toma rayos uva; y sobre todo una organización clandestina de empresarios catalanes, la APALF (“Andreu, porti’m a la fàbrica!”, uno de los mejores chistes del libro), que en los años 70 se dedicó a luchar contra el franquismo (mejor dicho, contra el aperturismo económico del régimen) mediante la heroica, patriótica y ejemplar estrategia de “llevarse todo el dinero a Suiza”. Sobre esa base, el narrador recupera sus recursos estilísticos de toda la vida, del arcaísmo cómico al nonsense de Bruguera pasando por un sentido cada vez más aproximativo del coloquialismo, hasta parecerse tanto a sí mismo que nadie quedará decepcionado si acude a la cita con la intención de saludar a un viejo amigo y brindar a su salud.

Mendoza es incapaz de no ser un narrador ágil que provoca la risa del lector, ya sea con golpes humorísticos geniales, buenos a secas, o malos-buenos. Ahora bien, en El secreto de la modelo extraviada no hay más de dos o tres momentos que respondan a la primera categoría, y pienso en una peculiar votación a mano alzada que desvela el épico talante democrático de la alta burguesía catalana; a cambio, los chistes malos-malos, en los que uno casi espera que comparezca un Leslie Nielsen exangüe abriendo mucho los ojos, hacen acto de presencia con una insistencia un tanto descortés: así, alguien dice que un “estructuralista” es “uno que hace mucho ejercicio y cuando está cachas se exhibe en taparrabos, como Arnold Schwarzenegger”, y otro alguien le ofrece una raya de coca al Santo Padre. Por ejemplo.

Con todo, es cierto que nadie puede aburrirse con una novela tan veloz y despreocupada como esta, puntuada por chispazos descacharrantes; pero sí resulta decepcionante. En última instancia, y para no limitarnos a hacer un balance estadístico, siempre discutible por subjetivo, de las ocurrencias que nos divirtieron y las que no mientras leíamos, cabría preguntarse qué espera el lector de una novela cómica y sarcástica realmente buena: ¿tal vez una intencionalidad crítica que incomode al lector, al poder o al menos a la narrativa vigente? Este libro no parece pretender todo eso: en lo social y político su carga ácida es baja y genérica, desdibujada y servida en un tono acomodado a fórmulas ya ensayadas; y si bien al autor nunca le importó demasiado el género policíaco al que en teoría parodiaba, El secreto de la modelo… se muestra del todo desconectada de lo que hoy es ese género, de modo que en lo narrativo es más bien, conscientemente, la parodia de un vacío.

Sin pretender convertir un año literario en una competición, en la temporada que ha acogido Ante todo criminal de Aparicio Belmonte, que tiene muchas más cosas que decir sobre el reverso absurdo de la figura del investigador, y El rey del juego de Ferré, que se juega mucho más el tipo literario en su versión sarcástica del país, resulta indudable que El secreto de la modelo extraviada queda como una lectura menor, epigonal. Eso es compatible con ser divertida a ratos y reconfortante para los fieles.

 

Página Dos – Entrevista a Eduardo Mendoza

Entrevista en el programa Página Dos al escritor catalán Eduardo Mendoza que nos presenta su última novela “El secreto de la modelo extraviada” (Seix Barral).

Compilación realizada por Lorena Lacaille.

La rebelde de las letras cubanas: Wendy Guerra

En 1970, el año de nacimiento de Wendy Guerra, su familia se trasladó desde una pequeña aldea a la ciudad de Cienfuegos, en la costa sur de Cuba. “Era un lugar para nadar y pensar,” recuerda ella. Un punto de inicio lógico para alguien dedicado a nadar contra la marea.
Empezó a escribir poesía tan pronto como supo nadar. Su primera colección, Platea a oscuras, le ganó un premio de la universidad de la Habana cuando apenas tenía 17 años. Obtuvo un título de realización cinematográfica en el Instituto Superior de Arte de la Habana, pero logró evitar involucrarse en cualquier clase de carrera en los medios de radio y televisión. Siguió escribiendo.
Específicamente, escribió un diario. Escribió un montón de diarios, dejando que se apilaran a su alrededor en su piso del distrito de Miramar de la Habana, que hoy comparte con su marido, el pianista Hector López-Nussa. Escribir diarios es un pasatiempo excelente pero no es precisamente uno que te ponga en la ruta del estrellato literario, ¿correcto? Incorrecto. Los diarios de Guerra formaron la base para su íntima (aunque supuestamente ficticia) primera novela, Todos Se Van, que fue publicada en 2006 y se ha convertido en un superventas internacional. Siguiendo a su joven protagonista a través de su infancia y adolescencia, Todos Se Van es desgarradora y divertidísima y logra dar una visión fresca aunque describe los problemas dolorosamente obvios de la Cuba moderna.
“Me gusta el diario como forma narrativa,” Guerra dice, “El relato se despliega como una cinta, lo cual se convierte en sí en un tipo de estructura narrativa.”
Cuanto más profundiza en sus ideas más íntimas, más tiene que luchar con sus demonios personales y más Wendy Guerra atrae la atención del público de Cuba y de todo el mundo. Y ella tampoco rehuye exactamente ser el centro de atención. Si hubiera un premio para la Poetisa más Fotogénica, Guerra lo ganaría fácilmente.
“Una de las cosas que más me enorgullecen es que mi trabajo se haya publicado,” dice. “Mi madre [la poetisa cubana Albis Torres] fue una escritora, mucho mejor que yo, y nunca le publicaron nada. Nunca pudo separarse de su obra lo suficiente como para enseñarla a nadie. Y la única vez que lo hizo, su obra fue rechazada.”
Su madre fue la primera persona que sugirió a Guerra escribir un diario. Otra potente fuente de inspiración fue Anaïs Nin, la legendaria autora de diarios con la que Guerra tiene un parecido asombroso. Nin ha sido objeto de la investigación continua de Guerra, tanto en La Habana (los padres de Nin nacieron aquí) como en París. Guerra planea publicar su obra en la forma de un diario “apócrifo” escrito con la voz de Nin, bajo el nombre Posar desnuda en la Habana.

 

Cuando pedimos a Guerra que nos lleve a algún lugar de La Habana que sea significativo para ella, sugiere el Museo Nacional De Bellas Artes, específicamente el ala que aloja la colección de arte entre los 1980 y los 1990 del museo. “Mi mayor influencia procede de las artes visuales,” explica. “Mis diarios no son sólo crónicas sobre mi época. No, no, no — el acto de escribir un diario es un `gesto’ visual en sí. Esta parte del museo sitúa todo lo que hemos experimentado en términos de estética. Creo que el avant-garde estético de mi generación no reside en la literatura ni en la filosofía. Lamentablemente son las artes plásticas. He conseguido aceptar esto. Los colores, el texto que acompaña todas estas obras, el concepto, la forma, las bromas, la picardía, su naturaleza absurda —es todo lo que quiero lograr con humildad y modestia, a mi manera.”
Se para delante de una obra, un cuadro pintado por su ex-marido Humberto Castro, que adquirió importancia en el ámbito artístico cubano en los 1980, posteriormente se trasladó a París y ahora vive en Miami.
Él es uno de los que se marcharon.

Obras

Poesías
Platea oscura, 1987
Cabeza rapada, ed. Letras cubanas, La Habana, 1996
Ropa interior, ed. Bruguera, Barcelona, 2008
Poèmes (inédits), éd. Stock, Paris, 2009 (edición conjunta con el poeta serbio Sasa Stanisic)
Novelas
Todos se van, 2006, ed. Brugera, Barcelona, 2006 / Tout le monde s’en va, éd. Stock, Paris, 2008 / Tutti se ne vano, ed. Le Lettere, Firenze (Italia), 2008 / Alle gehen fort, ed. Lateinamerika, Solothurn (Alemania), 2008 / Всички си тръгват, Sofia, (Bulgaria), 2010 / Alla ger sig av, ed. Bokförlaget Tranan, Estocolmo (Suecia), 2010 / Everyone Leaves, (Estados Unidos), 2012, seleccionado por la revista Latina como uno de los 9 mejores libros del año publicado por un autor latinoamericano en Estados Unidos (The 9 Best Books of the Year by Latino Authors).
Nunca fui Primera Dama, ed. Bruguera, Barcelona, 2008 / Mère Cuba, éd. Stock, Paris, 2009 / Nunca fui primeira-dama, ed. Benvira, Brasil, 2010.
Posar desnuda en La Habana. Diario apócrifo de Anaïs Nin, ed. Alfaguara, 2010 / Poser nue à La Havane, ed. Stock, Paris, 2011.
Negra, ed. Anagrama, Barcelona, 2013.
Antologías
Casa de luciérnagas (antología de poetas latinoamericanas), ed. Bruguera, Barcelona, 2007
39 Antología del cuento latinoamericano, ediciones Colombia, Bogotá, 2007.
Otra Cuba secreta. Antología de poetas cubanas del siglo XIX y XX, ed. Verbum, Madrid, 2011.

 

 Posar desnuda en la Habana

Los diarios y la estancia en Cuba de Anais en su niñez y juventud llevaron a Wendy Guerra a novelar su paso por La Habana entre 1921 y 1923 siguiendo la fórmula del diario y el epistolario. Anais fue hija del compositor cubano Joaquín Nin, aunque lo más apasionante de su existencia se desarrolló en los años 30 en París, donde convivió con Henry Miller, Artaud, o L. Durrell. Para documentarse, Guerra recibió una beca del Department of Special Collections (UCLA), donde se encuentran los manuscritos. En las últimas páginas revela las entrevistas mantenidas, incluso con Rupert Pole, su último marido, y los documentos consultados en Cuba, donde descubrió el acta de matrimonio con el estadounidense Hugo Guiler, y recorrió los lugares que Nin menciona, hoy transformados o desaparecidos, recuperando el pasado de La Habana. Se trata, pues, de la recreación de una parte poco conocida de la vida de Nin. Resume la autora aquella personalidad con un interrogante que es, tal vez, la clave del libro: “¿Anaïs fue bígama, incestuosa, mitómana, adúltera, creativa, talentosa, ninfómana, bisexual?”.

Posiblemente fue todo esto y Wendy Guerra lo comprime en su estancia habanera, cuando llegó, a los 19 años, tutelada por sus tías (su madre, con dificultades económicas, permaneció con sus hermanos en París). La tía Antolina, llamada La Generala porque era viuda de general, cuidó de ella. Su padre había abandonado la familia y este desamparo convierte a Anaïs en un ser extraño que tiende a la introspección, aunque elige la alegría de vivir descubriendo La Habana. El plan que le proponen las tías es casarse con un hombre rico, aunque ella desea “casarme con Hugo”, mientras la familia de éste se opone porque Anaïs es pobre, católica y latina. Será la tía Antolina la que dé la vuelta a una situación en la que Anaïs escribe cartas desoladas a su prometido.

El mejor hallazgo de esta reconstrucción imaginaria es el ambiente familiar,las formas de vida y la inmersión cubana de una joven a la que atraen nuevas sensaciones: su experiencia sexual con Julián; la reconstrucción de la virginidad; los preparativos del matrimonio, el conocimiento de Flor, con la que descubrirá una nueva sensualidad… Pero la familia la considera excéntrica y algunos, en la cena prematrimonial, se escandalizan cuando se desnuda y posa para pintores o amigos. Fue su profesión en París y ésta será la escena que da título al libro.

El matrimonio con Hugo (su sostén económico toda su vida) la defrauda pronto. El rastro de Anaïs se prolonga hasta París en unas pocas páginas, en el reencuentro con el padre, “el rey Sol”, y amante. Anaïs se casó en 1955 con Rupert Pole, un actor con el quevivió treinta años, manteniendo a la vez su anterior matrimonio con Hugo. El personaje y sus avatares le han permitido a Wendy Guerra expresar una devoción por Cuba que atribuye a Anaïs Nin. Las páginas sobre la investigación de su amplia familia son excelentes.

Wendy Guerra, the novel

El inspector jefe Chen Cao de Qiu Xiaolong.

Chen Cao es inspector jefe de la policía en la ciudad de Shangai. Pese a su juventud, desempeña un cargo de cierta importancia y disfruta del privilegio poco habitual de tener un pequeño apartamento. Aunque no es un hombre del partido, tiene buenos contactos que le protegen e impulsan su carrera. Es consciente de su ventajosa situación frente a personas de origen similar al suyo y permanece del lado del régimen, no sin experimentar conflictos personales.

Su padre murió durante la Revolución Cultural, su madre aun vive. Estudió literatura inglesa en la universidad, se doctoró en literatura occidental en la facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Beijing. Trabajó unos meses en el Ministerio de Exteriores. Es un hombre sensible, que cita a menudo textos clásicos y modernos de la literatura china. El mismo es poeta y traduce relatos policíacos.

Tiene un ayudante de 40 años, el detective Yu Guangming, cuyo padre, el Viejo Cazador es un antiguo policía y colabora en la resolución de algunos casos. Su mujer Peiqin, que lleva la contabilidad de dos restaurantes, también intenta ayudarles.

Su novia en las dos primeras novelas, es Ling, hija de uno de los cuadros del partido comunista, vive en Beijing y su relación es poco más que epistolar. En “Cuando el rojo es negro” conoce a Nube Blanca, una chica k (de karaoke).

Uno de sus mejores amigos es el chino extranjero (o de Ultramar) Lu, dueño del restaurante “Las afueras de Moscú” (o “El barrio de Moscú” según la última traducción).

Tiene buenos contactos con el mundo empresarial gracias a Gu, un hombre de negocios que le protege y facilita su trabajo.

En su primera novela, que se desarrolla en 1990, investiga la muerte de una joven trabajadora modelo del Partido Comunista.

En “Visado para Shangai” se une a una investigadora norteamericana para resolver el asesinato de una mujer que había solicitado un visado para unirse con su marido, testigo protegido, en EEUU.

En “Cuando el rojo es negro” una escritora es asesinada, se trata de un crimen con implicaciones políticas que Guangming deberá investigar mientras Chen está de vacaciones traduciendo una propuesta de negocios al inglés. El autor ahonda en el periodo de la “Revolución cultural” y muestra como el capitalismo empieza a desarrollarse en su país aunque sólo unos pocos disfruten de sus ventajas.

“El caso de las dos ciudades” se desarrolla a mediados de los 90. Cao, ahora miembro del Congreso de Shangai además de policía, debe investigar por encargo de sus superiores a las “ratas rojas”, funcionarios del partido que utilizan su puesto para enriquecerse cobrando comisiones, expoliando el “granero” del pueblo. Pero a alguien le molestan sus investigaciones o quizás sólo son parte del “espectáculo” del Partido y le nombran jefe de una comisión de escritores chinos que viaja a Los Ángeles y St. Louis…

En “Seda roja” vemos como Shangai se transforma, surgen rascacielos donde antes había viviendas pobres y los Starbucks y KFC sustituyen a los restaurantes tradicionales. Mientras Cao realiza un curso universitario, una serie de mujeres son asesinadas y abandonadas en lugares públicos vestidas con un quipao (vestido mandarín) rojo.

“El caso Mao” sirve de excusa a Xialong para ajustar cuentas con la figura de Mao, sus esposas y sus amantes, sus poemas, sus contradiciones… la dificultad para criticarle dentro del régimen. Su mitificación para aquellos a los que el comunismo-capitalista ha vuelto más pobres. También conocemos un grupo de Old Dicks, gentes que intentan reviven el estilo del desaparecido Shangai de los años 30.

 

Qiu Xiaolong nos muestra el rostro de la China moderna, con las heridas y cicatrices que ha dejado en ella su reciente pasado y las tensiones que genera su desarrollismo actual mientras a nivel político se intenta mantener el status quo. El autor nos muestra una sociedad desigual donde conviven la pobreza más extrema con la riqueza de hijos privilegiados de los jefes del partido y los nuevos empresarios. Retrata magistralmente el olor de los barrios humildes y el falso oropel de los negocios modernos.

La comida tiene una importancia fundamental en sus novelas, Chen se introduce en las cocinas de los hogares, en los puestos de las calles y en los restaurantes de barrio para mostrarnos los mil sabores, olores y colores de la comida china: empanadas rellenas de cerdo asado, pasteles de cebolla verde, pollo al estilo 3 veces amarillo, anguilas ahumadas, bollos con minisopa, tallarines cubiertos con salsa de soja y estofado de callos, granos de soja hervidos en agua salada. También mollejas de gorrión fritas con patatas crujientes o cabezas de pato sin cráneo. Especialmente deprimentes (creo que también para el autor) son los llamados “platos crueles” que explica con todo lujo de detalles en “Seda roja”: sopa de tortuga viva, ojos de buey estofados y sesos de mono que son extraidos de un mono vivo en el momento del banquete.

Libros de Chen Cao

Muerte de una heroína roja (Death of a Red Heroine, 2000)
Visado para Shangai (A Loyal Character Dancer, 2002)
Cuando el rojo es negro (When Red is Black, 2004)
El caso de las dos ciudades (A Case of Two Cities, 2006)
Seda Roja (Red Mandarin Dress, 2007)
El caso Mao (The Mao Case, 2009)
El crimen del lago (Don’t Cry, Tai Lake, 2011)
El enigma de China (The Enigma of China, 2013)
El dragón de Shanghai (Shanghai Redemption, 2015)

El autor

Qiu Xiaolong nació en Shangai en 1953. Durante la revolución cultural su padre fue represaliado y él se vio forzado a abandonar la escuela en su último curso. Sin posibilidad de estudiar y sin trabajo, aprovechó para estudiar inglés por su cuenta en un parque.

En 1976 ingresó en la Universidad Normal de China del Este de Shangai y más tarde en la Academia de Ciencias Sociales China de Beijing, se especializó en literatura inglesa y americana. Tras graduarse, trabajó en la misma Academia como profesor investigador asociado. En los años 80 publicó poesía, crítica literaria y realizó traducciones al chino de Joyce, Faukner y Conrad e ingresó en la Asociación China de Escritores.

En 1988 se traslada a EEUU para continuar sus estudios y muestra su apoyo al movimiento de estudiantes. Los sucesos de Tiananmen y la aparición en la prensa china de sus actividades, le fuerzan a permanecer en Estados Unidos para evitar las represalias en su país. Tras conseguir el doctorado en Literatura comparada en la Washington University de St. Louis, Missouri, comienza a trabajar como profesor.

Actualmente vive en St. Louis con su mujer y su hija. Pasa un par de meses al año en Shangai documentándose para sus nuevas novelas. Sus obras han sido publicadas en su país de origen, pero han sufrido cortes y censura y hasta han cambiado el nombre de su ciudad por el de “ciudad H”.

Web oficial del autor: http://www.qiuxiaolong.com (en inglés)

Otros libros
Lines Around China, 2003 – Poesía
Years of Red Dust, stories of Shanghai, 2007 – Cuentos
A causa del Doctor Zhivago (Dr. Zhivago, 2010) – Novela corta
Disappearing Shanghai: Photographs and Poems of an Intimate Way of Life, 2012 – con Howard W French

 

 

Una intrigante novela sobre uno de los mayores escándalos que han conmocionado la vida política en China.

9788490662083

Sinopsis de El dragón de Shanghai:
En la brigada de casos especiales de Shanghai están todos estupefactos: con la excusa de ascenderlo a un cargo burocrático, han alejado al inspector jefe Chen de los expedientes más delicados. Tras comprobar que intentan atraerlo hacia una trampa, Chen decide alejarse de Shanghai, aunque ello no impedirá que atienda a la petición de auxilio de una hermosa y melancólica joven. Chen se inmiscuye en un caso decididamente plagado de minas, mientras investiga a quienes le persiguen hasta el punto de haber puesto precio a su vida. El ahora ex inspector se enfrenta a la investigación más peligrosa de su carrera, precisamente cuando un ambicioso alto cargo y su esposa encarnan una renovación comunista. Y es que mientras los cantos revolucionarios todavía re-suenan en las mentes de todos, y pese a la propaganda que habla de transparencia y modernización, la ambición y la corrupción campan a sus anchas en la China actual.

Sexy Beijing: Dreaming of Inspector Chen

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille.