La “Traición” de Walter Mosley.

Es una de las grandes voces de la América que resiste; un escritor venido del gueto para señalar las vergüenzas del sistema; un maestro del género negro que utiliza a sus detectives y criminales para gritar contra el racismo y los abusos de poder; un historiador en la estela de Émile Zola. “La justicia es el tema central de mis novelas porque de donde yo vengo hay injusticias todos los días, a todas horas, contra todo el mundo”.

De madre judía y origen ruso  y padre afroamericano, Mosley reconoce que sus orígenes le condicionan al escribir sobre estos temas, pero que lo hace más la experiencia, dramática, de su condición. “Yo no hago un trabajo de documentación junto a agentes de la ley como otros escritores. La única manera de verme en un coche de policía o en una cárcel es si me arrestan. Una vez mi padre me dijo: ‘Si un día os para la policía, tus amigos blancos van a ir a casa y tú vas a ir a la cárcel’. Desde esa perspectiva escribo”, comenta sin cambiar el tono tranquilo, la voz profunda, los ojos cansados.

El racismo, tan presente en toda su obra, ocupa un lugar central en Traición. “Las cosas han sido siempre así de horribles. El gran pecado de EE UU es haberse inventado la existencia del hombre blanco y su batalla contra todos los demás. Pero ahora el racismo ha dejado de ser un secreto. Trump nos ha dado algo por lo que luchar”, comenta un autor que, con sus frescos literarios, se ha convertido en uno de los grandes cronistas de lo trágico y absurdo de la vida de la clase trabajadora negra en EE UU.

Cuando nos encontramos con Rawlins en El diablo viste de azul, primera obra de la serie, es un veterano de la II Guerra Mundial que ha sido despedido de la fábrica de aviones en la que era mecánico por mostrar su orgullo. Él quiere cumplir con el sueño americano, ser un buen ciudadano, tener propiedades, mandar a los hijos a la universidad. “Pero las cosas no son así de fáciles”, cuenta Mosley para explicar la deriva de un personaje que pasea a menudo por el lado oscuro. Algo parecido ocurre con Oliver. Era un buen policía pero se metió donde no debía y lo pagó. “Estos personajes hacen lo correcto y se dan cuenta de que esto no sirve”, explica Mosley que ha utilizado la primera persona en las novelas de ambos. “Si tienes una voz poderosa, que quieras que se oiga, tienes que usar la primera persona”.

Reconocido por la crítica como el gran renovador del hard boiled americano gracias a la serie de novelas protagonizadas por el detective Easy Rawlins en Los Ángeles, Mosley retrata ahora una Nueva York cruel, con enormes diferencias sociales pero con criminales en ambos lados del estrato social. Sin embargo, su relación con la novela negra no es siempre sencilla. “Siento que cuanto más complejo es un personaje, más me alejo del género”, responde a la pregunta sobre su relación con sus protagonistas femeninas, tan originales e independientes, tan del siglo XXI incluso cuando las sitúa en Los Ángeles en 1948.

Siempre complejos, la galería de personajes de Mosley da cabida a varios asesinos con los que el lector no se siente a disgusto, tipos elegantes, muy buenos en lo suyo. ¿No tiene miedo de idealizar la violencia? “Lo he pensado mucho y sigo sin estar seguro”, afirma justo después de una larga pausa de silencio y reflexión. “De todas formas, vista la realidad, los delitos de mis novelas ,no son para tanto”, remata divertido.

El autor de El diablo viste de azul ha combinado como pocos el elogio de la crítica con un constante éxito de ventas en Estados Unidos. “Eso es porque mi estilo es entretenido pero no renuncio a decir cosas importantes. Si echamos la vista atrás, es lo que ha pasado con Dickens y otros a los que consideramos clásicos: la gente quería leerlos”.

Mosley lleva esa vida anodina de la clase media, de los que no caen en la pobreza a pesar de tener dos trabajos y nunca se podrán jubilar -”¿ha llegado eso ya a España? Es terrible”- de los que están lejos del submundo criminal que retrata. “¿Influencias? Siempre que respondo a esta pregunta me acuerdo de aquellos que lo hacen para compararse con quienes nombran”, explica, “pero, claro, seguí mucho a Zola y al Hemingway de frase corta y certera; también a Macdonald, Spillane y Hammett, a quienes leí y releí e imité sin saberlo. Pero mi gran influencia es la vida, mi vida”.

 

SINOPSIS

Trece años atrás Joe King Oliver era un honesto agente de policía de Nueva York con una única debilidad: las mujeres. Inconsciente de que tenía poderosos enemigos en el Cuerpo, fue víctima de una trampa que lo condujo a la prisión de Rikers Island durante una temporada. Víctima de vejaciones —pero también forzado a utilizar la violencia— y abandonado por su esposa mientras cumplía condena, al recuperar la libertad su visión del mundo pasó a ser cínica y desencantada. Hoy ejerce de detective privado con la ayuda de su hija adolescente, la única que lo saca de su perenne soledad, y, visto que seguir las reglas y ser honesto no le fueron de mucha utilidad en el pasado, no duda en recurrir a métodos poco ortodoxos si lo cree conveniente.

Resultado de imagen para walter mosley traicion

Después de recibir una carta de una mujer confesándole que le pagaron por acusarlo de una falsa agresión sexual para meterlo en la sombra, Joe decide investigar qué excompañeros tramaron su caída y los motivos que les impulsaron a hacerlo. En paralelo acepta ayudar a un activista negro, conocido por su radicalismo político, sobre el que pende la pena capital al ser acusado de matar a tiros a dos policías en acto de servicio. Lo que nadie dice es que los agentes fallecidos trapicheaban con mercancías robadas, traficaban con drogas, explotaban sexualmente a jóvenes sin hogar e incluso asesinaban. Ayudado por un sociópata sobrado de recursos, Melquarth Frost,sus pesquisas desvelarán un entramado de corrupción y brutalidad contra la población negra por parte de aquellos miembros encargados teóricamente de su protección. En busca de justicia social y redención personal, el protagonista avanzará por una jungla de agentes de la ley y abogados taimados preocupándose de mantener a su hija alejada del peligro.

 

Walter Ellis Mosley nació el 12 de enero de 1952 en Los Angeles, California (Estados Unidos). Es el hijo único de Leroy Mosley y de Ella Mosley, ambos trabajadores de un colegio. Leroy, negro procedente de Louisiana, trabajaba como guardián, y Ella, blanca de creencias judías, se ocupó como administrativa.

Mosley estudió Ciencias Políticas en la Johnson State College de Vermont. También acudió a la Goddard College. En 1987 contrajo matrimonio con la bailarina y coreógrafo Joy Kellman, de quien se separó en el año 2001.

devil-blue-dressDespués de trabajar en diversos oficios, entre ellos como alfarero y en servicios de catering, Walter, quien también es programador de ordenadores, consiguió la fama literaria gracias a sus novelas de intriga con el protagonismo del detective Ezequiel “Easy” Rawlings.

La serie de Easy Rawlings se compone de los títulos “El Demonio Vestido De Azul” (1990), novela que fue galardonada con el premio John Greasy, “Una Muerte Roja” (1991), “Mariposa Blanca” (1992), “Betty La Negra” (1994), “Un Perro Amarillo” (1996), “De Pesca” (1997), “El Caso Brown” (2001), “Six Easy Pieces” (2003), “Muerte escarlata” (2004), “Beso Canela” (2005), “Rubia Peligrosa” (2007), “Little Green” (2013), “Rose Gold” (2014) y “Charcoal Joe” (2016).

 

 

 

Walter Mosley compagina su tarea de escritor con la docencia en la Universidad de Nueva York.

 

Compilación realizada por: Lorena Lacaille escritora, biblioterapeuta,  traductora, especialista en Feng Shui y terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional)

 

Anuncios

Hannah Tinti: “el buen ladrón”…

Hannah Tinti usa su infancia en Salem para ‘El buen ladrón’, novela de horror y humor negro

La escritora Hannah Tinti, nacida en Salem (Masachussets), el pueblo de las brujas “donde es Halloween los 365 días del año”, se inspira en sus recuerdos de infancia, cuando el patio de la escuela era el cementerio de la iglesia contigua, para ‘El buen ladrón’ (Anagrama/Empúries). La novela mezcla horror y humor negro en una trama aún más negra protagonizada por un chico huérfano al que adopta una banda dedicada a abrir tumbas para revender los órganos. Ambientada en la Nueva Inglaterra .
Resultado de imagen para hannah tinti el buen ladrón

 

Ya desde el mismo instante en el que miramos la portada de la novela, con un muy acertado gusto en la ilustración, tenemos una muy clara idea del viaje que vamos a realizar. La literatura de Hannah Tinti rebosa vitalidad, belleza y clasicismo. Sus mundos, oníricos mundos, tienen vida propia. Sus personajes son de carne y hueso y héroes en potencia y sus escenarios son obra del delirio y de la mayor creatividad. Con decir que, al comenzar la lectura, si el editor me hubiera dicho que tras el nombre de la escritora se esconde la novela perdida de Charles Dickens o Mark Twain le hubiera creído a pies puntilla.
El buen ladrón es una clásica novela de aventuras. Nada más y nada menos. Ren es un chico de doce años que, desde muy pequeño, ha pasado los años en una casa de acogida religiosa en la América profunda. El no haber conocido a sus padres y la falta de una mano sin recordar cuándo ni cómo han determinado su destino. Cuando aparecen lugareños para adoptar niños que les ayuden a las tareas del campo, él siempre está excluido. Ren cree que Saint Anthony, que así se llama este orfanato, será su tumba si nadie le rescata. Pero he aquí que se presenta un extraño personaje que, al fijarse en la falta de la mano, le selecciona. Formará parte desde este momento, sin él saberlo, de un grupo muy singular dedicado a abrir tumbas y rescatar cadáveres para su venta.
El argumento -del que no dudo que se convierta en película en breve- es muy imaginativo, muy cuidado y perfectamente escrito. Las descripciones de los protagonistas y su entorno no funcionarían si no tuviera la escritora esa genialidad en su escritura. La calidad del lenguaje es soberbia. Y la sabiduría del traductor, Jesús Zulaika, es indescriptible. Todo un universo de sensaciones y colores se nos despliegan ante nuestros ojos a través del cuidado lenguaje de la narración.
Otro gran hallazgo es la familiaridad y cercanía con lo más inverosímil. A mi memoria vienen el universo de David Grubb y su inolvidable novela “La noche del cazador”, llevada al cine magistralmente por Charles Laughton o los oníricos mundos más recientes de ese niño grande llamado Tim Burton. Una obra que merece una lectura reposada, saboreando frases y encuentros, imaginando parajes increíbles y personajes de otros tiempos. Fábula negra y gótica llena de cementerios y edificios ruinosos y con toques de dulzura y crueldad, pero fuera de modas y encargos.
Hannah Tinti nació en Salem, Massachusetts, la ciudad de los célebres procesos contra las brujas. Ha estudiado en la Universidad de Nueva York, donde E.L. Doctorow y A.M. Holmes fueron sus tutores. Sus relatos han aparecido en Story Quaterly, Best American Mystery Stories y Epoch. En la actualidad es la editora de la revista literaria One Story. Su novela El buen ladrón apareció en la prestigiosa lista de los mejores libros del año del New York Times y recibió el Alex Award de la American Library Association, así como el John Sargent Sr. First Novel Prize.
Una impresionante obra de lectura obligatoria y que creo que estará años en las estanterías de las librerías. Con el añadido de poseer un léxico de gran riqueza y color debido a la propia autora y a Jesús Zulaika, su traductor en España.

Resultado de imagen para hannah tinti

 

Escritora y editora americana, Hannah Tinti es cofundadora de la revista One Story.

Su primera antología de cuentos, Animales sueltos, resultó un éxito internacional y la novela El buen ladrón resultó ganadora del Alex Award y el John Sargent a la mejor primera novela.

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, biblioterapeuta, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

 

50 consejos para ser escritor: Colum McCann

De la mano de Colum McCann, ganador del National Book Award y profesor de escritura creativa en Nueva York, llega el perfecto regalo para los amantes de los libros. De una forma fascinante y motivacional, este libro es una llamada a mirar el mundo con ojos de escritor. Una oda al poder del lenguaje, un testimonio tan feroz como honesto de las marcas que deja la escritura como profesión, una invitación a los aspirantes a escritores a aprender las reglas pero también a romperlas. Estos 50 ensayos son, en última instancia, un desafío y un estímulo para que una nueva generación de escritores encuentre algo de verdad y de luz en el oscuro mundo del arte.Resultado de imagen para colum mccann escritor

Lee en voz alta. Arriésgate. Prepárate para que te arranquen la piel a tiras. Fracasa. Acepta el rechazo. Encuentra a un lector en quien confíes. Disfruta de las dificultades. Abraza el misterio. Lee promiscuamente. Imita, copia, pero conviértete en tu propia voz. Sé descarado ante la página en blanco. Canta. Comparte tu rabia. Resiste. Confía en tu bolígrafo azul, pero no te olvides del rojo. Sé un explorador, nunca un turista. Mantén la calma. Dilata tus orificios nasales. Llénate los pulmones de lenguaje. Te pueden quitar muchas cosas —tu vida incluida— pero no tus historias sobre esa vida. He aquí una palabra dirigida no sin amor ni sin respeto a un joven escritor: escribe

Resultado de imagen para colum mccann escritor

 

Escritor irlandés, Colum McCann compagina su carrera literaria con su trabajo como profesor de Escritura Creativa.

Traducido a más de 30 idiomas, McCann ha publicado artículos y relatos en numerosos medios internacionales como The New York Times, Granta o La Republicca.

McCann ha ganado numerosos premios entre los que destacan el National Book Award, el Pushcart Prize o el Rooney.

De entre su obra habría que resaltar novelas como A este lado de la luz, Zoli o Que el vasto mundo siga girando, obra cuyos derechos ya han sido vendidos para una adaptación cinematográfica.

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, biblioterapeuta, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

“Los señores del tiempo”, de Eva García Saenz,

Eva García Sáenz de Urturi nació en Vitoria en 1972 y vive en Alicante desde los quince años. Se diplomó en Óptica y Optometría y durante una década ocupó varios puestos de dirección en el sector óptico. En la actualidad trabaja en la Universidad de Alicante, además de impartir ponencias y cursos de redes sociales. Casada y madre de dos niños pequeños, durante tres años dedicó todas las noches a documentarse y escribir su primera novela: La saga de los longevos.

Después de esperar una respuesta por parte de las editoriales, decidió autopublicar su novela en Amazon, la mayor librería online del mundo. Para ello contrató su propia portada, diseñó su página web y se lanzó ella sola a dar a conocer su novela en Internet.

Sin más ayuda que la de los propios lectores, que la recomiendan entusiasmados, La saga de los longevos se ha convertido rápidamente en un fenómeno literario en las redes sociales, y en un caso de estudio al superar en ventas a los best sellerstradicionales.

 

El esperado desenlace de la Trilogía de la Ciudad Blanca.

El misterio llega a su fin.

Resultado de imagen para LOS SEÑORES DEL TIEMPO novela

 

Sinopsis de Los señores del tiempo:

Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, se publica con gran éxito bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.

Victoria, 1192. Diago Vela, el legendario conde don Vela, retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu.

Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que siguen un modus operandimedieval. Son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo: un envenenamiento con la «mosca española» ―la Viagra medieval―, unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el «voto de tinieblas» y un «encubamiento», que consistía en lanzar al río a un preso encerrado en un tonel junto con un gallo, un perro, un gato y una víbora.

Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor.

Unai López de Ayala acabará descubriendo que Los señores del tiempo tiene mucho que ver con su propio pasado. Y ese hallazgo cambiará su vida y la de su familia.

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, biblioterapeuta, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

 

 

«Las cumbres borrascosas» de Emily Brontë.

En una casa de piedra rojiza y madera, en la cima de una colina custodiada por el cementerio del pueblo y los rugidos del viento, se fraguó lentamente un milagro literario.

Es la voz poderosa y persuasiva de Emily Brontë, la más solitaria de las tres hermanas que sobrevivieron al rosario de desdichas de la familia. Nacida hace 200 años, el 30 de julio de 1818, su única novela, Cumbres borrascosas, y unos 200 poemas, bajo el seudónimo masculino de Ellis Bell, desafiaron la época victoriana, rompieron los esquemas literarios predominantes, abrieron nuevas vías a la literatura y ella se adelantó con varios de sus temas, algunos con aires feministas que baten puertas y ventanas.

Cumbres borrascosas es un gran relato social de la época, que a partir de la pasión de Catherine y Heathcliff muestra situaciones nuevas, como el maltrato, el alcoholismo o la decisión de una mujer”, explica Álvaro Pombo. “Una novela con una gran pasión y capacidad de persuasión que la hacen inmortal. Es la condición de un clásico tan clásico como Thomas Mann”, dice Pombo. “La  potencia creadora de Emily”, añade el escritor, “hace que haya una inmersión en la lengua con la narración de la historia, la creación de los personajes y la fuerza de los detalles de una gran prosa vigente en el siglo XXI”.

Emily Brontë, nació en pleno corazón del Romanticismo en Thornton, condado de Yorkshire. A los tres años, su familia se trasladó a Haworth. Hija de un reverendo, su madre murió en 1821, dejando seis hijos, de 6, 5, 4, 3, 2 y 1 años. Todas mujeres, salvo el cuarto, Branwell, que marcó el destino sombrío de las hermanas al ser la esperanza de la familia y llevarse todo el esfuerzo a su alrededor. Branwell terminó siendo un pintor mediocre, alcohólico y consumidor de opio. Emily veló por él hasta el último momento. Al menos le sirvió para levantar parte de Cumbres borrascosas.

“Emily Brontë hubiera encajado mejor en el momento actual que en aquel tiempo victoriano, feroz para el género femenino. Habría sido tal vez ecologista y feminista”, aventura Ángeles Caso, autora de Todo ese fuego (Planeta), una biografía de las hermanas Brontë: Charlotte, Emily y Anne, porque las dos mayores murieron muy pequeñas. Se criaron con una tía en un mundo indolente, aunque su padre les inculcó la cultura, la lectura y la reflexión. Un refugio que usaban al llegar a casa tras una jornada como profesoras o institutrices.

Escritorio de Charlotte Brontë en la casa museo de la familia, en Haworth, Inglaterra.
Escritorio de Charlotte Brontë en la casa museo de la familia, en Haworth, Inglaterra. CHRISTOPHER FURLONG GETTY IMAGES

Emily Brontë tuvo una corta vida. Nació en Thornton, Yorkshire, un 30 de julio de 1818 y moriría un 19 de diciembre de 1848. Hija de un sacerdote anglicano graduado en Cambridge, la madre moriría cuando Emily contaba con tan sólo tres años de edad. Tuvo cinco hermanos: Charlotte, María, Elizabeth, Anne, y el único chico, Branwell. Tras el breve período de Emily y sus hermanas en una escuela de Lancashire, María y Elizabeth morirían de tuberculosis en 1825. Dispuso de una corta estancia de formación en Bruselas pero fue el padre quien educaría principalmente a todos los hijos en la casa familiar e instruyéndolos, sobre todo, en la lectura y en el análisis de las obras. En 1838 Emily empezó a trabajar como maestra en una escuela de señoritas cerca de Halifax pero su paso por el lugar fue fugaz y regresó al hogar en los páramos de Thornton.

Durante la infancia de Emily, ésta, Charlotte, Anne y Branwell, demostraron una gran capacidad imaginativa a pesar de vivir aislados. Se sabe que jugaban creando mundos imaginarios y desarrollando personajes de unos reinos bautizados como «Angria» y «Gondal». Ellos escribirían estas historias fantásticas  en unos cuadernos que han podido llegar hasta nuestros días. Emily escribiría también poemas y aunque pasaron desapercibidos en su momento —sólo llegaron a venderse dos ejemplares—, hoy está considerada una de las mejores poetas de la época. Con Cumbres borrascosas, publicada en 1847 bajo el seudónimo de «Ellis Bel», también desconcertó a los lectores aunque actualmente está estimada como una de las ficciones más poderosas y con mayor calidad respecto a las obras de sus hermanas Charlotte y Anne.

«Si me amabas, ¿en nombre de qué ley me abandonaste?»

Cumbres borrascosas, la feroz novela que describe el amor y el odio más impetuoso y encendido hasta más allá de la muerte entre Heathcliff y Catherine, está considerada una de las novelas más inquietantes, también extraña, que habla sobre venganza y amor. Llevada varias veces a la gran pantalla, el film más recordado por saber transmitir la turbadora pasión de los amantes es la versión de 1939 del director William Wyler con Merle Oberon, Laurence Olivier y David Niven como protagonistas.

 

Resultado de imagen para emily bronte cumbres borrascosas

 

Pero también la poesía de Emily Brontë es imaginativa y hermética. Son poemas góticos donde el tema de la muerte es casi recurrente y demuestra una gran emotividad como en «Recuerdo», Remembrance.

Frío en la tierra, y la nieve apilada sobre ti,
Lejos, muy lejos, el frío en la tumba triste.
¿Me he olvidado de amarte, mi único amor,
Cortada al fin por la implacable ruptura del Tiempo?

Ahora, en soledad, ¿mis pensamientos ya no flotan
Sobre los montes, en esa orilla del norte,
Descansando sus alas en las hojas de helecho
Que cubren tu noble corazón eternamente?

Frío en la tierra, y quince diciembres salvajes
Desde los cerros marrones se han derretido en primavera;
¡Fiel, de hecho, es el espíritu que recuerda
Después de esos años de cambio y sufrimiento!

Dulce amor de la juventud, perdonad, si me olvido de ti,
Mientras la marea del mundo me arrastra hacia adelante;
Otros deseos y esperanzas me atormentan,
¡Las esperanzas que oscurecen, pero no pueden borrarte!

Ninguna luz tardía ha iluminado mi cielo,
Ninguna mañana ha vuelto a resplandecer para mí;
Toda mi felicidad vino de tu vida,
Toda mi felicidad yace en la tumba contigo.

Pero cuando los días de sueños dorados perecieron,
E incluso la desesperación fue impotente para destruir,
Aprendí como la existencia podía ser apreciada,
Fortalecida, alimentada sin la ayuda del placer.

Entonces probé las lágrimas de una pasión inútil;
Destetada mi joven alma de tu anhelo póstumo;
Severamente negó su ardiente deseo de acelerar
El descenso hacia esa tumba que será mía.

Y, aún así, no me atrevo a dejarlo languidecer,
No me atrevo a caer en el dolor entusiasta de la memoria;
Una vez bebida profundamente la divina angustia,
¿Cómo podría anhelar el mundo vacío otra vez?

Emily moriría a los treinta años de edad a cuasa de una tuberculosis. Tenía 30 años y logró, como escribió Virginia Woolf, “hacernos sentir lo que tenía dentro y quería decir”. Se encuentra enterrada en The Church of St. Michael and All Angels, en Haworth, West Yorkshire.

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

 

El observador meticuloso e implacable:Vasili Grossman,

Vasili Grossman era un intelectual judío nacido en la ucraniana Berdichev en 1905, autor ya de un par de libros sobre la guerra civil tras la revolución y sobre los mineros soviéticos que habían sido celebrados nada menos que por Bulgakov, por Maxim Gorki y por Isaac Babel. Fielmente comprometido con la lucha en defensa contra la agresión nacionalsocialista alemana, es enviado como corresponsal de guerra al frente occidental por el general David Ortenberg, director del órgano oficial del ejército rojo, Krasnaya Zvezda (Estrella Roja).

Llega el escritor al frente en el verano de 1941, con la “operación Barbarrosa” alemana en pleno furor y las fuerzas soviéticas en huida caótica mezcladas con gran parte de la población civil ucraniana. Desde los primeros momentos del desplome soviético ante el avance nazi hasta los paseos de Grossman por el interior de las ruinas del Reichstag en Berlín en la primavera ya avanzada de 1945, el autor asiste prácticamente a toda la campaña y está presente en todos los grandes escenarios, en Briansk y Gomel, Orel, con las primeras escenas monstruosas de los crímenes en masa de judíos por parte de unos alemanes en campaña de conquista territorial pero también liquidación genocida, siempre en retirada hasta Stalingrado –allí el infierno de la guerra total, inacabable, animalizada– y después, con el cambio de la suerte en la contienda, el comienzo de la reconquista del territorio soviético y la cada vez más frenética persecución del enemigo nazi en desbandada.

Las notas de Grossman, exce-lentemente ordenadas y explicadas en su contexto por un Beevor conocedor hoy ya como nadie de las circunstancias generales de la campaña, son diálogos de un intelectual con todo tipo de miembros del ejército rojo, desde soldados asiáticos, mineros, partisanos, suboficiales, oficiales, comisarios políticos y generales. A todos tenía acceso directo como nadie en calidad de corresponsal del diario Estrella Roja. Se trata de conversaciones sobre los mie-dos, las gestas, las miserias, las trampas, los sueños, las chanzas y las añoranzas de aquellos millones de hombres y mujeres de todos los rincones de la URSS que, en condiciones de vida absolutamente infrahumanas, se dedicaron cuatro años a matar y a morir, a considerarse derrotados para siempre por la mañana e imbatibles al minuto, que superaban sufrimientos inimaginables con brutalidad, grandeza y desprecio a la vida propia y ajena.

Nadie entre todos los que allí estaban para contar la guerra –los colegas Simonov o Troyanski, temerosos de vulnerar la ortodoxia de la épica exigida por Moscú, ni el propio Ilia Ehrenburg, mucho más calculador a la hora de valorar la oportunidad y el alcance de sus relatos– fue capaz de hacerlo como un Grossman que desde el primer momento hizo sus apuntes con la ambición de llegar a novelar esta tragedia histórica como Leon Tolstoi había hecho con Guerra y paz. Donde otros solo veían masas soviéticas muriendo gustosas por Stalin, la URSS y la patria, allí veía él a seres humanos con su mundo en ruinas, a personas con su destino tragadas por la historia insaciable de carne humana. Cuenta Ehrenburg que fue aquella visión global la que hacía de las observaciones del frente del corresponsal Grossman casi siempre una metáfora de valor universal, lo que llevó a Stalin a comenzar a sospechar de él primero y a odiarle después. Estas notas de magistral agudeza y sensibilidad permanente son la base de toda la gran obra de Grossman posterior y que él, muerto en 1964, no vio publicada. Sí tuvo el honor de ser testigo de cómo entraba en la historia –al ser leído durante el juicio de Núremberg a los principales criminales de guerra nazis– uno de sus textos magistrales, quizás igualable pero nunca superable en su poder descriptivo y fuerza conmovedora, que es el reportaje sobre la liberación del campo de exterminio de Treblinka. Lean ese terrible testimonio de lo jamás antes visto, porque nadie con amor a la vida y a la historia de los hombres debe sustraerse a la inmensa verdad que emana de sus descripciones. Y disfruten por lo demás con el relato de este testigo de excepción, integrado en su día en una gigantesca maquinaria de guerra cruel e implacable en la que él supo descubrir, estudiar y describir al elemento humano. ~

 

Resumen y sinópsis de “Vida y destino” de Vasili Grossman

Pocas novelas hay que emocionen y conmuevan como Vida y destino, un inmenso fresco humano heredero de la mejor tradición rusa, que Galaxia Gutenberg recupera, finalmente en su versión íntegra y traducida por vez primera del ruso. Mientras la cruel batalla de Stalingrado desangra a los ejércitos soviéticos y alemanes, los protagonistas de esta novela, comparada con Guerra y paz o Doctor Zhivago, luchan ferozmente para sobrevivir al terror del régimen stalinista y al horror del exterminio de los judíos. El dolor de una madre obligada a despedirse de su hijo, el amor de una joven bajo los bombardeos o la pérdida de su humanidad de los soldados en el frente ante la atrocidad de la guerra son algunas de las emocionantes historias que entretejen esta novela coral que retrata como ninguna el alma del hombre del siglo XX. Vasili Grossman aspiraba quizás a cambiar el mundo con su novela y lo que es seguro es que Vida y destino le cambia la vida a quien se adentra en sus páginas.

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

 

 

Megan Maxwell, ” la reina de la novela romántica”.

Megan Maxwell, es el seudónimo de la escritora española Mª Carmen Rodríguez del Álamo Lázaro, quien ha logrado convertirse en una de las autoras más populares dentro del género Chick lit a lo largo de la última década.

Maxwell, de madre española y padre americano, nació en el año 1965 en Alemania pero desde muy pequeña ha vivido en España con su madre, donde se crio y estudió. Tras trabajar varios años en una asesoría jurídica, su hijo enfermó, para cuidarlo dejó su trabajo y se centró en escribir las historias que siempre habían rondado su mente, tomando cursos online de narrativa para mejorar su técnica.

Fueron sus amigos y familiares quienes la animaron a que publicara, después de más de diez años de rechazos por parte del mundo editorial, publicó su primera novela en abril de 2009, y al año siguiente ganó el Premio Internacional de Novela Romántica Seseña.

En la actualidad, Maxwell ha publicado tanto novela romántica contemporánea como histórica, chick-lit y erótica y ha colaborado con otros autores en antologías y relatos infantiles. Es muy conocida por su trilogía Pídeme lo que quieras (2012) o su serie Las guerreras Maxwell (2010).

A lo largo de su carrera ha recibido premios como el Internacional de Seseña, elRosas, el Colmillo de Oro, el Aura o el AELS, entre otros muchos otorgados por la prensa especializada y los aficionados al género. En el año 2017 se le otorgó el Premio Letras del Mediterráneo en la categoría de novela romántica.

Actualmente reside en un pueblo de Madrid junto con su marido, sus hijos, sus dos perros y sus tres gatos, mientras sigue escribiendo historias para sus fieles lectores.

Resultado de imagen para el proyecto de mi vida

El proyecto de mi vida

Branon Sivon, dueño del prestigioso bufete de abogados Sivon-Cardigan de Nueva York, adora a su hija, Sharon, a quien ha ido preparando desde pequeña para que se haga cargo del negocio familiar cuando él falte. Sin embargo, Branon fallece inesperadamente, y Sharon, lejos de sentirse capaz de tomar las riendas del bufete, debe afrontar otro duro revés cuando encuentra una antigua foto suya junto a una niña que se le parece mucho.

Todas sus sospechas quedan resueltas cuando descubre una caja con un diario y los recibos bancarios de unos ingresos que su padre había estado haciendo a una entidad desde la misma fecha en la que ella nació. De este modo averigua que ella es adoptada y que la otra niña es su hermana.

Anibal, su prometido, intenta que la noticia no salga a la luz, ya que si el gabinete jurídico para el que trabaja se entera de que Sharon no es la hija biológica del magnate Branon Sivon y de Adela Cardigan, todas sus aspiraciones políticas se irán al traste. Pero Sharon necesita respuestas, por lo que iniciará un viaje durante el que, además de reencontrarse con su hermana melliza y con sus otros dos hermanos, conocerá a un hombre que le hará creer en la última palabra que su padre le susurró al oído antes de morir.

No te pierdas esta nueva historia de amor de Megan Maxwell, en la que Sharon, empeñada en reconstruir los lazos familiares rotos, hallará al fin el proyecto de su vida.

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.