“La chica normal” de Manuel Montalvo.

Como dijo el clásico, lleva el que ha vivido. Y Manuel Montalvo ha vivido en un tiempo y en un país, en una ciudad y en unas noches que quizá sean las más nuestras. Fuerte y tatuado, cada tatuaje es una cicatriz y cada cicatriz un tatuaje. Su existencia es el reflejo de que la Literatura ni redime ni ése debe ser su objetivo, pero hay escritores concretos que sí pueden redimirse por la escritura.

En el prólogo personal de Manuel Montalvo (Madrid, 1980) está el condicionante de venir de familia humilde, la trágica pérdida de un ser querido y las noches como cancerbero de los garitos sin sol ni día. Más o menos cuando Madrid ‘la nuit’ llegó a ser ‘Chicago años 30’. De eso hará poco, por lo que el background de Montalvo está fresquísimo. Con todo esto en la ficha biográfica, ya Montalvo se saldría de cualquier tipo de horma. Pero es nuestro autor poseedor de claroscuros que no tiene rubor en confirmar.

Porque la existencia puede o no ser un género literario; lo es, quizá, si hay el valor de contarse y confesarse. Y entonces ese valor de poner las tripas en negro sobre blanco, como diría Dragó, evidencia el escape a la horma.

Narrador de impulsos

Responsable de seguridad de discotecas, Montalvo fue ‘gorila’ a razón de un físico imponente y de esa diplomacia que algunos humanos muestran en el Averno.

Contó Javier Negre en El Mundo que el día de la tragedia del Madrid Arena nuestro #fueradehorma andaba allí. Esa noche no trabajaba, y se implicó en el rescate en aquel Halloween en el que toda una generación perdió la inocencia. De hecho, en sus libros no obvia la brutalidad del vivir. (“Mi pasado ya no pesaba tanto y resurgieron las ganas de continuar con ese nuevo recorrido. Porque, si lo pensamos bien, la vida se trata de eso: vivencias que nos hacen crecer como seres humanos (…)”).

Se accede a la escritura de Montalvo como quien accede a un universo conocido, cercano. La moral a estas alturas lectoras sirve de poco; despojados de ella la narración es ya más clara.

Descarnado

Montalvo anduvo en el hampa y se rehabilitó. Empezar con 16 años en la puerta de un local tiene que marcar necesariamente. Vivió deprisa y dejó un bonito escritor. Pisó poco el trullo y ese tiempo en la trena le cambió el chip. El Lute se sacó Derecho en la cárcel y Montalvo se sacó la carrera en su casa. Después anduvo por destinos exóticos, pacificando el espíritu, y cayó en que lo suyo podría ser la crónica de una vida intensa. Y algo más. Entonces publica Cosas y pelo, donde el sexo figura como pulsión, adicción: se descarna Montalvo frente a quienes aún subliman la Biología.

Sin cursilería

Alcanza una suerte de consagración. Y empiezan a llegarle los reconocimientos, y se da cuenta que la sinceridad bien escrita es tan literaria como los mundos de Tolkien. Da a la imprenta Cartas al cielo, donde este tipo duro y musculado es más emotivo en un desgarrador breviario sobre la muerte.

Continua su narrativa, digamos que más sexual, con Dolor. Y es que en torno al sexo, en la crudeza del mismo, Montalvo encuentra también a su público. (“Cabalgaba encima de mí como una experta amazona. Con tanta delicadeza que no había un solo centímetro de su piel que no reaccionase ante tal arrojo. Ella era el sexo. Sexo elevado a su máxima expresión. Y su olor era capaz de advertirte de la peligrosidad de sus curvas. Desprendía un aroma a perdición y dependencia. Carmen tenía el poder de llevarte hasta donde quisiera”).

No obstante, la dureza de Montalvo no es ajena a ciertas posibilidades que tiene el Ser Humano para exprimir los sucedáneos de felicidad. El periplo vital de este #fueradehorma tiene en su última novela, La maldita manía de quererte, una historia más polifónica en la que parece haber puesto en sordina aquel despiadado mundo que al final acaba apareciendo. Montalvo no puede obviar su sinceridad, ni acunarnos con cursilerías; es por esto por lo que avanzada su novela entendemos que su protagonista, Kilian, es de carne y hueso.

Sincero

Para retratar a Montalvo en esta sección, para escribirle el perfil, lo encontramos en el veraneo madridí del pantano de San Juan. Nos cuenta que descubrió que era escritor “tras la publicación de su segundo libro”, y que todo lo escrito/publicado antes no era sino “la necesitad de contar lo que tenía dentro”. Se trata de un novelista sincero, para el que no hay rutinas frente al folio en blanco: “Cuando estoy con un libro nuevo escribo en todos sitios. A poder ser en lugares con gente y ruido. No sé el motivo pero me concentro mucho más”.

Sorprende su timidez cuando prefiere contarnos por escrito el momento en que ya se supo escritor. Hay una ternura y un dolor que se les escapan a Montalvo, y por eso nos resulta tan cercano.

La nueva y sorprendente novela de Manuel MontalvoResultado de imagen para manuel montalvo yo era un achica normal

«En realidad no sé cuál es el motivo de escribir este libro. Ni siquiera tengo la certeza de que llegue a manos de alguien. Lo único que tengo claro es que necesito contar esta historia. Me van a matar. Si os dijese que no tengo miedo os mentiría. Mi único consuelo es que sé que servirá para algo. Estoy segura de que esto significará un antes y un después en la vida de muchos. Y que mi sacrificio puede servir para que, por fin, todo cambie. Yo, un día, y aunque os parezca increíble después de leer esta historia, también fui una chica normal».

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta, consultante en Feng Shui y terapeuta en Eft (técnicas de liberación emocional). 

Anuncios

«El diablo me obligo» de Francisco Haghenbeck

Qué pasaría si Tarantino adoptase la imaginería fantástica de Clive Barker para realizar una delirante historia de cazadores de diablos en un ambiente de novela negra?

Suena raro, ¿verdad? Lo cierto es que este tipo de propuestas ya se han visto en el terreno del cómic, pero eran desconocidas en el panorama literario, menos propenso a dar rienda suelta a la imaginación de una manera tan delirante. Y es que El diablo me obligó es, ante todo, una obra que desconcierta desde el principio. Muestra a un protagonista de lo más peculiar, Elvis Infante, un exconvicto y exsoldado que posee una tienda de objetos de santería, alebrijes y otros artefactos extraños en Los Ángeles, ciudad donde transcurre casi toda la trama de la historia. Pero lo suyo no es precisamente la venta de cachivaches embrujados, eso no es más que una tapadera de su verdadera ocupación, la de diablero. Un tipo que realiza exorcismos para capturar a los demonios y venderlos en un mercado negro ávido de ángeles, diablos y otras criaturas sobrenaturales para organizar peleas a nivel mundial. Una premisa valiente en literatura, donde la complejidad de los personajes es primordial para darles consistencia, y la verosimilitud del mundo en que se desenvuelven se hace más difícil de digerir que en los medios audiovisuales o en la ilustración (quizá más debido a los prejuicios del consumidor literario medio). Pero el autor no se arredra ante esa dificultad y añade al guiso un puñado de personajes atípicos, un capitán del ejército estadounidense que manda a sus “chicos” a capturar talibanes en las montañas afganas bajo el riesgo de encontrar en el mundo subterráneo criaturas y maldiciones que superan la imaginación, una lolita gótica en su papel de asesina, un sacerdote con estudios de psicología al que le es inevitable mantener relaciones sexuales con señoras de alto estrato social, una atractiva detective o un traficante de diablos. El elenco es extraordinario y el autor juega con ellos con acierto tejiendo una novela cargada de acción, una pizca de humor negro y mucha imaginación. Quizá Benjamín, el sacerdote, se me hizo menos creíble en sus inicios, aunque a raíz de cruzarse en el camino con Elvis Infante gana enteros y se va haciendo más plausible a medida que tienen lugar sus reflexiones internas. Las últimas páginas del libro no terminan de convencer, no por erróneas, pero son tan amplísimas las posibilidades que abre el autor que el lector se queda con ganas de más retos y de llegar al culmen en la historia particular de cada uno de los personajes.

Resultado de imagen para el diablo me obligo libro

Haghenbeck ha mencionado en alguna ocasión que ha bebido de autores de diversas disciplinas como Clive Barker, Stephen King, Alan Moore o Tarantino, y desde luego que se aprecia, así como la relación de sus escritos con el universo del ilustrador mexicano Edgar Clement. Pese a todo lo anterior, lo más sobresaliente de la novela pudiera ser el capítulo donde los soldados americanos encuentran algo inesperado en las cuevas subterráneas. La narración aquí se vuelve frenética y tan desbordante de imaginación, tan vívida, sorprendente y terrorífica, al mejor estilo de Barker, que solo por eso ya merece la pena haber leído el libro.

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta, consultante en Feng Shui y terapeuta en Eft (técnicas de liberación emocional). 

EL CLUB DE LAS 5 DE LA MAÑANA con Robin Sharma

El Club de las 5 AM, ¿Te unes conmigo al reto?

Muchas veces, platicando con empresarios, emprendedores y dueños de negocio, me preguntan: “Coach, cómo pueden alcanzar grandes resultados para mi vida y para mi negocios”. Y siempre les respondo que tienen que dejar de hacer cosas que no son ni importantes ni urgentes, que deben de planear sus días y que deben buscar su bienestar personal y físico.Resultado de imagen para EL CLUB DE LAS 5 DE LA MAÑANA:

Esta idea sale a colación porque el otro día, estaba leyendo un posteo de Robin Sharma en su blog y encontré una idea que me encantó: El Club de las 5:00 AM. Me gustó tanto esta idea que la implementé de inmediato en mi vida, y me encantaría que tu también la implementaras para que logres grandes resultados en tu vida personal y en tu negocio. Te explico un poco la idea del #ClubDeLas5AM

La idea central consiste en levantarse, todos los días, o al menos de lunes a viernes, en punto de las 5:00 AM. No 5:05, no 5:10, sino a las 5 en punto (o si puedes un poco antes, como es mi caso, mejor).

Y bueno, ¿qué hay que hacer a las 5:00 AM?

A las 5 de la mañana, después de un sueño reparador de al menos 6 horas, lo que tienes que hacer son tres cosas fundamentales en una hora, para que tengas días verdaderamente productivos:

1) Hacer un poco de ejercicio
2) Planear tu día
3) Leer o estudiar sobre algún tema que te ayude a crecer

Así es, estas tres cosas son las que debes hacer, todos los días, sin fallar, para que tu vida y tus resultados cambien radicalmente. Y justo, este horario de las 5:00 a las 6:00 AM es tan poderoso, porque la mayoría de las personas siguen dormidas a esta hora, y tu no quieres ser como la mayoría de las personas ¿verdad?, tu quieres ser como el 5% de la población que alcanza grandes resultados. Te explico con detalle:

Lo primero que tienes que hacer al levantarte es hacer 20 minutos de ejercicio. No importa que tipo de ejercicio hagas: correr, saltar la cuerda, irte al gimnasio, nadar, pero los primeros 20 minutos en tu día deben ser de ejercicio físico, para que se libere un poco de dopamina en tu cuerpo, que hará que te sientas más fuerte, más feliz, y también para que tengas un poco más de energía.

Los siguientes 20 minutos, de las 5:20 a las 5:40 de la mañana, lo que tienes que hacer es revisar el plan de tu día. Tienes que echar un vistazo a tu agenda, ver todo lo que tienes que hacer y preparar lo que requieras para hacer que tu día sea sumamente productivo. En este tiempo, también debes revisar tus metas trimestrales, para que te den enfoque e inspiración y pasión.

Los últimos 20minutos de tu “hora mágica”, es decir, de las 5:40 a las 6:00 AM son para el aprendizaje. Ya sea que leas algunas páginas de un libro, veas un video, escuches un audiolibro, leas un par de sitios web, lo que sea, pero que aprendas alguno nuevo durante 20 minutos cada día. Entre más sepas, más cosas podrás alcanzar.

Como ves, no es cosa del otro mundo, son acciones muy concretas que, literalmente, pueden cambiar tu vida y tus resultados.

Todo esto tienes que hacerlo por un espacio de 66 días. Así es, ya no son 21 días para que se cree un hábito, sino 66 días. Estudios recientes del University College of London demostraron que para que un hábito se incorpore verdaderamente en nosotros, tenemos que hacer dicha tarea por un espacio de al menos 66 días.

Por ello, te invito a participar juntos en el Reto de las 5 AM y que formes parte del #ClubDeLas5AM. Vamos a estar juntos trabajando, de lunes a viernes, hasta que este hábito se incopore en cada uno de nosotros, por espacio de 66 días.

¿Te unes al reto?

Te mando un abrazo

Tu Coach, Luis Delgado

 

Nota: Encontré este maravilloso libro, por azar. Sin embargo, desde hace años me levanto en esta hora sagrada justo para planificar mi dia, créame funciona. A veces no es tan fácil levantarse pero los resultados valen el esfuerzo.

Amigablemente,

Lorena Lacaille

 

 

 

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta, consultante en Feng Shui y terapeuta en Eft (técnicas de liberación emocional). 

La nueva musa de Michael Connelly: Renée Ballard.

Sesión nocturna Michael Connelly

Una buena maniobra para celebrar la publicación de tu novela número treinta, es dedicársela a un personaje completamente nuevo. De ahí que en Sesión nocturnaMichael Connelly nos presente a su nueva heroína Renée Ballard. Una prometedora detective del Departamento de Policía de Los Ángeles que trabaja en el turno de noche.

El propio Connelly ha manifestado que no se trata de un personaje aislado y que formará parte su bibliografía. De hecho en octubre de 2018 se lanza en Estados Unidos una segunda entrega, ‘Dark scared night’, en la que Renée Ballard comparte protagonismo con el carismático Harry Bosh.

El personaje está inspirado en Mitzi Roberts, una auténtica policía de Los Ángeles que fue detective en el turno de noche y que ahora trabaja en homicidios. Es posible que se trate incluso de un agradecimiento, Mitzi ha colaborado asesorando a Connelly en varios libros de Harry Bosh y se conocen desde hace años. Además, Mitzi también forma parte del grupo de asesores de la serie de televisión Bosch.

Sesión nocturna sigue la estela de trabajos anteriores. De seguro se trata de una historia bien escrita, directa y cargada de acción.

A la venta desde  el 1 de noviembre de 2018.

Sinopsis

sesión nocturna michael connellyRenée Ballard trabaja en el turno de noche del departamento de policía en Hollywood. Está acostumbrada a comenzar las investigaciones pero no a terminarlas. Cuando llega la mañana debe entregar los casos a los encargados del turno de día. A pesar de ser una joven promesa se encuentra en ese puesto por un castigo impuesto después de presentar una queja contra un superior por acoso sexual.

Sin embargo, una noche decide no cumplir las reglas y se queda enganchada a dos casos. Una brutal paliza a una prostituta que es abandonada muerta en un estacionamiento y el asesinato de una joven camarera en un club nocturno.

Haciendo caso omiso de los advertencias de su compañero comienza a trabajar en los casos durante el día manteniendo su turno de noche. Tan pronto empiece a darse cuenta que ambos incidentes comparten nexos de unión, la posibilidad de abandonar será descartada completamente. Aunque eso implique enfrentarse a sus propios demonios y las seguras represalias que tome el departamento contra ella.

Opiniones Sesión nocturna Michael Connelly

«Quizás Sesión nocturna, más que cualquiera de los otros honorables títulos de Connelly, revele por qué sus procedimientos son los más emotivos del género. Porque encuentra el alma en los detalles más pequeños. Fielmente ejecutado.»
Kirkus Reviews

«Con Sesión nocturna Michael Connelly presenta un personaje femenino fantástico: la detective Renée Ballard. Esta nueva estrella es una belleza.»
The New York Times

«Un emocionante viaje que te llevará y te mantendrá leyendo hasta la madrugada.»
 Daily Express

«Su nueva novela tiene un ritmo acelerado, cautivador y marcado por todas partes con el impresionante procedimiento policial de Connelly y auténticos detalles forenses.»
Lancashire Evening Post

 

Michael Connelly es uno de los nombres que más brillan dentro del panorama de la novela policíaca. Desde Edición original no voy a esconder mi absoluta admiración a quien considero un verdadero maestro en el género.

Hay muchos motivos que me llevan a situar a Michael Connelly en la primera línea de los mejores escritores de novela policíaca. La sencillez a la hora de escribir y la capacidad que tiene para atrapar al lector son solo un par de ejemplos. Aunque el extenso catálogo de títulos que posee, no sea una buena razón.

Nació en 1956. Licenciado en periodismo en 1980 en la Universidad de Florida.

Comenzó a trabajar como escritor de sucesos criminales en diferentes periódicos como Daytona Beach News Journal, Fort Lauderdale News y Sun-Sentinel.

En 1985 junto con otros dos reporteros pasó varios meses entrevistando a supervivientes del accidente de avión Delta Flight 191. Historia con la que optó a un puesto de finalista para el Premio Pulitzer y un nuevo trabajo como periodista en Los Angeles Times.

Después de tres años en Los Angeles Times publicó su primera novela “El eco negro”. Con ella ganó el premio Edgar, dando vida a su personaje estrella Harry Bosch. Desde que se traslado a vivir a Los Angeles, ha mostrado su pasión por la ciudad, convirtiéndola en protagonista de sus novelas. En 2004 por la compra de “Cauces de maldad”, regalaba un DVD donde ofrecía una visita a Los Angeles con información sobre los lugares más emblemáticos de sus novelas. Extractos de catorce de sus libros eran leídos por William Petersen (actor que interpreta el papel de Grissom en CSI).

Castle Michael ConnellyUna vez que consideró que su carrera como escritor se estaba afianzando y tras la publicación de su cuarto libro “El último coyote”, abandonó el periodismo.

A parte de las más de treinta novelas escritas, es autor de más de veinte relatos cortos que ofrecen diferentes matices sobre los personajes de sus novelas.

Se le ha podido ver incluso en la pequeña pantalla haciendo de si mismo en varios capítulos de la serie “Castle”. Interpreta a uno los compañeros de póquer del protagonista Richard Castle. Comparte mesa con Dennis Lehane, James Patterson y el productor televisivo Stephen J. Canell.Resultado de imagen para Michael Connelly entrevista

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta, consultante en Feng Shui y terapeuta en Eft (técnicas de liberación emocional). 

El puente de Clay, de Markus Zusak.

El autor de “La ladrona de libros”, Markus Susak, vuelve este año con una nueva novela. Esta vez se trata de “El puente de Clay” una saga familiar que espera tener tanto éxito como su primera novela.

La novela se publicará en España el 8 de noviembre por Lumen. La sinopsis oficial es la siguiente:

Los cinco hermanos Dunbar viven en la más pura indigencia en un hogar sin adultos, cuidando los unos de los otros, luchando por sobrevivir en un mundo que los ha abandonado.

Pero hoy, su padre, el hombre que los dejó sin mirar atrás, vuelve a casa.
Pero ¿por qué ha regresado, y en qué se han convertido sus hijos desde que se marchó?

Matthew, cínico y poético, el que lleva las riendas de la familia; Rory, siempre faltando a clase; Henry, una máquina de hacer dinero; el pequeño Tomy, coleccionista de mascotas que ha colonizado la casa con animales disfuncionales, como Aquiles, la mula, y Rosy, el border collie. Y luego está Clay, el callado, perseguido por un suceso del que no se puede hablar.

Desde su abuelo, cuya pasión por los antiguos griegos aún llena de color sus vidas, pasando por sus padres, que se conocieron gracias a un piano extraviado, hasta el presente, en el que cinco niños viven en un hogar en el que solo existen sus reglas, El puente de Clay es un retrato magnífico de una familia disfuncional y de cómo Clay tratará de revelar un trágico secreto que lo mortifica. Esta es la historia de un niño atrapado en una vorágine de destrucción que tratará de construir un puente para salvar a su familia, pero también para salvarse a sí mismo.

 

el puente de clay-markus zusak-9788426405906

El escritor Markus Zusak nació en Sydney, Australia, el 23 de junio de 1975, siendo el más joven de cuatro hijos de padres inmigrantes alemanes y austriacos. Ninguno de los padres podía leer o escribir en inglés cuando llegaron a Australia, pero querían que sus hijos dominaran el idioma y los alentaron a leer y comunicarse en inglés desde una edad temprana. Zusak comenzó a escribir ficción a los 16 años y se graduó en pedagogía. Antes de convertirse en un autor profesional, trabajó brevemente como pintor de casas, conserje y profesor de inglés de la escuela secundaria.

Comenzó su carrera escribiendo ficción para adultos jóvenes; The Underdog, la primera novela de Zusak, se publicó en 1999 y le siguieron dos secuelas, Fighting Ruben Wolfe (2001) y When Dogs Cry (2002). Su novela de 2002 , The Messenger, fue bien recibida y premiada internacionalmente, incluyendo el premio Michael L. Printz, a la excelencia literaria en la literatura de adultos jóvenes.
En 2006, la quinta novela de Zusak, The Book Thief, se publicó en su Australia natal como el primer trabajo del autor de ficción “para adultos”, pero su editor norteamericano Knopf la comercializó como otra obra de ficción para jóvenes adultos. Exitosamente publicados, más de un millón de copias de The Book Thief se han vendido vendieron internacionalmente, y la novela recibió otro Printz Honor.
Zusak nació de padre austríaco y madre alemana, quienes vivieron la Segunda Guerra Mundial de primera mano en sus países de origen. El escritor ha declarado que The Book Thief era diferente a todo lo que había escrito antes y en gran parte inspirado en las historias que sus padres le contaron cuando era niño acerca de los tiempos de guerra de Munich y Viena. Zusak ha señalado específicamente dos historias que su madre le contó, una de los bombardeos de Munich, y otra de los judíos que marcharon a través del pueblo de la madre de Zusak, rumbo al campo de concentración de Dachau.
Resultado de imagen para markus zusak escritor
Al igual que el personaje Hans Hubermann, del ladrón de libros, el padre de Zusak era pintor de casas y, a una edad temprana, Markus también quería ser pintor de casas. Comenzó a escribir cuando era adolescente, y citó a The Old Man and the Sea y What’s Eating Gilbert Grape como su inspiración. La sexta novela de Zusak, una ficción para jóvenes adultos titulada Bridge of Clay, fue publicada en noviembre de 2009.

 

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, traductora, biblioterapeuta, consultante en Feng Shui y terapeuta en Eft (técnicas de liberación emocional). 

«Un pie en el paraíso» de Ron Rash

Del sur solo pueden llegar buenos aires, vientos frescos de una literatura que siempre aporta algo novedoso, probablemente nunca visto y rupturista con lo establecido. Ejemplos insignes sobran. Como recuerda la escritora irlandesa Edna O’Brien, “la prosa de Rash está enraizada en el sur de los Estados Unidos, y de esa tierra y su gente, extrae sus intensas y absorbentes narraciones”. Y añade los ejemplos destacados de predecesores como Faulkner, Flannery O’Connor o Eudora Welty. Palabras mayores.

GRANJAS DISPERSAS, UN RÍO CAUDALOSO, UN BOSQUE FRONDOSO… Y UN DISPARO OÍDO POR LA MADRE DEL DESAPARECIDO EN UNA PROPIEDAD VECINA

Por ello, Siruela ha apostado decididamente por un escritor como Ron Rash, consagrado en Estados Unidos y que aquí, en España, aún pocos conocen, pese a que ya tuvo cierta resonancia en 2008 con su novela Serena, después llevada al cine. Años antes, en 2002, publicó en su país Un pie en el paraíso, traducida ahora al español por Pablo González-Nuevo en la edición de Siruela.

Rash, muy conocido y respetado por su trayectoria literaria en Estados Unidos, imparte clases universitarias en la Wetern Carolina University, y ha cultivado la poesía y también el relato corto, además de ser autor de siete novelas.

Desde el primer momento, Rash obliga al lector a saborear el sur más profundo de Estados Unidos, el que se ubica en Oconee, en el condado rural de los míticos Apalaches, antigua tierra de indios cheroquis que, a comienzos de los cincuenta del pasado siglo –época en la que está ambientada Un pie en el paraíso–, vuelve a ser arrebatada a sus antiguos moradores por una compañía eléctrica para la construcción de una presa.
Un niño pesca en el río que atraviesa el Condado de Oconee, al sur de los montes Apalaches (Carolina del Sur), donde se ambienta Un pie en el paraíso.

El ambiente enrarecido se palpa desde el primer momento. Rash nos sumerge en un universo muy particular, cercano, apegado al terruño, en extremo telúrico. El paisaje lo envuelve todo mientras sufre los rigores de un verano inclemente en medio de la amenaza de la presa que lo inundará todo. Es en ese ambiente particular donde Rash inserta su intriga. La desaparición de un vecino investigada por un sheriff veterano de guerra. Granjas dispersas, un río caudaloso, un bosque frondoso… y un disparo oído por la madre del desaparecido en una propiedad vecina.

Todo está perfectamente ensamblado en esta novela que atrapa: trama, personajes, ambientación, ritmo, diálogos. Amor y muerte se disputan la prioridad mientras todo discurre de una forma cadenciosa y natural. Tan deliciosa lectura como debe ser pasear bajo las aplastantes sombras de aquellos árboles intrigantes de los Apalaches.

Resultado de imagen para Un pie en el paraíso Ron Rash

Sinopsis

LA PRIMERA NOVELA DE UN CLÁSICO CONTEMPORÁNEO.
LA VOZ MÁS IMPORTANTE DE LA NARRATIVA SUREÑA ESTADOUNIDENSE.

«Un escritor para escritores que escribe para todo el mundo».
COLUM MCCANN

«Repleto de potencia, humanidad y un excepcional don para contar historias».
IRVINE WELSH

«Rash es capaz, desde la primera página, de convencer al lector de que su historia y sus personajes van a ser decisivos para él».
NICK HORNBY

«Las historias de Ron Rash me provocan tal punzada en el corazón que tengo que sentarme y, mientras miro por la ventana, pensar en ellas una y otra vez».
ALICE MUNRO

«Como sus grandes predecesores, Faulkner, Flannery O’Connor y, especialmente, Eudora Welty, la prosa de Rash está enraizada en el sur de los Estados Unidos, y de esa tierra y su gente, extrae sus intensas y absorbentes narraciones».
EDNA O’BRIEN

Oconee, condado rural de los Apalaches, principio de los años cincuenta. Un antiguo territorio cheroqui está a punto de ser de nuevo arrebatado a sus legítimos pobladores: la compañía eléctrica Carolina Power ha adquirido todas las tierras del valle para construir una presa, un inmenso lago que anegará por igual granjas y cultivos. Sin embargo, una inclemente sequía castiga ese verano y el maíz y el tabaco crujen bajo los pies en los agostados surcos. El sheriff y veterano de guerra Will Alexander es el único en kilómetros a la redonda en haber pisado una universidad, pero ¿de qué sirve eso si no se es capaz de encontrar un cuerpo? El de Holland Winchester, que no regresó a casa a mediodía y cuya madre oyó un disparo en la propiedad vecina…

Un pie en el paraíso es en esencia, como todas las grandes novelas, una historia de amor y de muerte. Telúrica, elemental, resonante de parábola y símbolo, el relato se despliega ante el lector con la límpida cadencia de una prosa que, desde sus inicios, ha identificado a quien seguramente sea el máximo exponente en activo de esa peculiarísima tradición narrativa que sigue alimentando el sur de los Estados Unidos.

Las obras de Ron Rash (Chester, Carolina del Sur, 1953) han sido traducidas a varios idiomas y galardonadas con numerosos premios. Ha publicado tres novelas, tres poemarios y cuatro colecciones de relatos. Su novela Serena, finalista del premio Pen/Faulkner y bestseller en The New York Times, fue llevada al cine, protagonizada por Jennifer Lawrence y Bradley Cooper. Un pie en el paraíso, publicada originalmente en 2002 supuso su magnífico debut en la narrativa.

 

Compilación realizada por Lorena Lacaille, escritora, biblioterapeuta, traductora, consultora en feng shui, terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional) y metafísica.

La fábrica de chocolate de Roald Dahl

Roald Dahl, (Llandaff, 1916 – Oxford, 1990) Escritor británico conocido especialmente como autor de narraciones infantiles y juveniles, pese a que su producción para adultos fue también de destacable calidad. Muchos de sus relatos se han convertido en películas de gran éxito internacional.


Roald Dahl

Su padre, de origen noruego, murió cuando el futuro escritor sólo tenía tres años. Esta desaparición dejó en apuros económicos a la familia, que hubo de trasladarse a una casa más pequeña. La madre prefirió seguir viviendo en Inglaterra antes que regresar a Noruega, cumpliendo con ello el deseo de su marido de educar a sus hijos en escuelas británicas.

Fue precisamente la estricta educación inglesa, que incluía fuertes castigos, lo que menos agradaba al pequeño Roald. Sus momentos más felices los vivía en verano, cuando viajaba con su madre y sus hermanos a Noruega. No brilló especialmente en sus estudios, aunque destacó en actividades deportivas como el boxeo.

Más interesado por la acción y la aventura que por el esfuerzo intelectual, al cumplir los dieciocho años se hizo explorador, en lugar de matricularse en la Universidad, como quería su madre. Luego trabajó como vendedor hasta que, a los veintitrés años de edad, se alistó como aviador para luchar en la Segunda Guerra Mundial, y sirvió en las Fuerzas Aéreas Reales en Libia, Grecia y Siria. En las campañas del continente africano su avión fue alcanzado en varias ocasiones por los disparos del enemigo, y en una ocasión llegó a ser derribado. Dahl salvó la vida de milagro, aunque tenía heridas tan graves que fue enviado a casa.

Su primera recopilación de relatos (Over to You; 10 Stories of Flyers and Flying, 1946) evocaría los horrores vividos en la guerra. Recuperado de sus heridas, en 1942 fue destinado a Washington como experto en asuntos de aviación de guerra; hasta 1945 trabajó para la Seguridad británica en Estados Unidos. Fue allí donde empezó a hacerse famoso como escritor, al ponerse a narrar en periódicos y revistas su visión de la guerra.

Dahl alternó tempranamente estas ocupaciones con su dedicación a la literatura infantil y juvenil, que se intensificaría a partir de la década de los sesenta. Casado en 1953, fue padre de cuatro hijos a los que acostumbraba a contar cuentos que a menudo se convertían en novelas. Su primer libro para niños habia sido Los gremmlins (1943). Pronto obtuvo grandes éxitos con títulos como James y el melocotón gigante (1961) y Charlie y la fábrica de chocolate (1964).

Por esa época sufrió también graves reveses: vio morir a su pequeña hija Olivia en 1962, y, tres años después, su esposa Patricia Neal sufrió una peligrosa enfermedad que estuvo a punto de dejarla ciega e inválida. Para colmo de males, su hijo Theo sufrió un grave accidente de carretera que le causó daños en el cerebro cuando sólo tenía tres años. Dahl pasó muchos meses trabajando en una válvula especial que servía para sacar líquidos de la cabeza de su hijo y permitía a éste vivir con normalidad, sin tener que permanecer conectado a una máquina.


Roald Dahl con su esposa, Patricia Neal

A pesar de estas desgracias, Dahl logró salir adelante y continuó escribiendo obras que le hacían cada vez más famoso en todo el mundo. Con Matilda, uno de sus últimos libros (convertido también en película de gran éxito), batió todos los records de ventas. No hay que olvidar, sin embargo, la importancia de su narrativa para adultos, en la que cultivó variados géneros. También fueron frecuentes sus colaboraciones con el cine; escribió, entre otros muchos, varios guiones para la serie de películas de James Bond.

La obra de Roald Dahl

Aunque es recordado especialmente por sus narraciones para niños y jóvenes, Roald Dahl escribió numerosas obras para adultos de indudable interés y calidad, entre las que sobresale Relatos de lo inesperado, una brillantísima colección de cuentos de intriga y humor negro. Mi tío Oswald (1979) se halla muy cercano a la ficción futurista: trata sobre la venta de espermatozoides de los hombres más brillantes del planeta. Otras obras destacadas fueron La venganza es mía, Génesis y catástrofe, Historias extraordinarias y El gran cambiazo. Sobresalió especialmente en el cuento corto, con historias mordaces e impactantes rayanas en la irrealidad y lo morboso o macabro en muchos casos; en ellas creó un clima amenazante, extraño, vinculado a la irracionalidad, combinando agudamente el humor negro con el suspense.

Sin embargo, en sus historias para jóvenes late la fábula moral. Algunas de sus obras en el campo de la narrativa infantil y juvenil están consideradas entre las mejores de todos los tiempos. De hecho, sus relatos gustan tanto a los niños como a los mayores, ya que, en medio de sus historias protagonizadas por jóvenes, hay humor y crítica a la sociedad contemporánea. Junto a la magia y la fantasía, en sus libros aparece también la maldad y otros defectos del ser humano.

 

Charlie y la fábrica de chocolate (1964) fue la novela que le hizo famoso entre los jóvenes de todo el mundo; llegó incluso a ser elegida número uno en una encuesta realizada por el prestigioso diario Sunday Times para seleccionar las diez mejores obras infantiles. En Charlie y el ascensor de cristal continuó con el mismo personaje. Otros libros célebres son James y el melocotón gigante (1961), que cuenta la historia de un niño huérfano que vive con sus malvadas tías; Las brujas, que narra el enfrentamiento de un niño y su abuela con la terrible Asociación de Brujas de Inglaterra; y Los cretinos, que recoge historias de una pareja de viejos refunfuñones que odian a los niños.

Autor prolífico, la lista de obras memorables es extensísima: Danny, el campeón del mundo, El dedo mágico o la ya citada Matilda, la historia de una niña enamorada de los libros. Las novelas Boy y Volando solo se basaron en la vida del propio autor. Y todavía merecen destacarse Qué asco de bichos, El superzorro, La maravillosa medicina de Jorge, El gran gigante bonachón, Cuentos en verso para niños perversos, El vicario que hablaba al revés, Mi año, Los Mimpis y Agu Trot.

Charlie y la fábrica de chocolate

Celebrada como la mejor novela juvenil del autor, Charlie y la fábrica de chocolatese publicó en 1964 y tuvo un extraordinario éxito: se han vendido más de 13 millones de ejemplares en todo el mundo y ha sido traducida a 32 lenguas. Su perdurable popularidad indica lo bien que el autor comprendió, apreció y se comunicó con los más jóvenes. En fechas más recientes, la versión cinematográfica de Tim Burton (2005) ha contribuido a divulgar la obra entre las nuevas generaciones.

El protagonista, el pequeño Charlie Bucket, vive con sus padres y sus abuelos. Desde el principio, la pobreza se observa en cada rincón de la casa: en la sopa aguada que comen, en la falta de trabajo de su padre… El sórdido panorama que se describe no deja de parecernos, con todo, entrañable: a pesar de las dificultades, es un hogar en el que fluyen el amor, el respeto y la honestidad.

Desde la ventana que hay junto a su cama, Charlie ve la inmensa y misteriosa fábrica de sus chocolates favoritos; viéndola repite las fantásticas historias que su abuelo (que había trabajado en ella) le ha contado. Nadie entra en la fábrica desde hace décadas; sólo salen camiones con mercancías.


Fotogramas de Charlie y la fábrica
de chocolate
(2005), de Tim Burton

Un día Willy Wonka, el propietario, anuncia que dentro del envoltorio de cinco tabletas de chocolate se esconde una lámina dorada que permitirá el acceso a la fábrica, y que cinco niños con cinco acompañantes adultos podrán visitar el lugar que produce los chocolates más ricos del mundo. Como nadie conoce la fábrica de Wonka, el concurso excita la curiosidad de la población, necesitada de sueños y fantasías que la salven de la mediocridad que la rodea.

Uno de los ganadores es Charlie; visita la fábrica con su abuelo y con los otros cuatro agraciados. Si bien Charlie es un buen niño, a los restantes que consiguen entrar en los dominios de Willy Wonka los dominan los peores vicios de la humanidad. Augustus representa la glotonería que provoca obesidad; Veruca, la exigencia y el egoísmo insoportable de los mimados; Violet, la estupidez de los que se creen los mejores, se sienten merecedores de todos los premios y detestan a los demás; Mike, absorbido por la televisión, está impregnado de agresividad y violencia; es destructivo y sabelotodo. También Wonka, el propietario, es peculiar: es el hijo de un dentista intolerante; acusa la falta de afecto paternal sufrida en su infancia y se deprime recordándolo. Su evolución a través del contacto con el joven Charlie es conmovedora.

Pese a su hiriente y mordaz sentido de la ironía, la novela se convierte, por su sentido moral, en una emocionante aventura humana de la que se sale mejor persona. En el desarrollo de la historia, cada uno recibe la lección de vida que le permitirá corregir sus vicios; los lumpalumpas, con sus cancioncillas, dan la moraleja correspondiente. La obra reconoce como valores positivos la buena educación, la cortesía o el respeto a las personas mayores, y contiene lecciones de cultura, ciencia o ética, subrayando el papel de la familia en la educación.

Resultado de imagen para cuentos para niños perversos

 

Los cuentos clásicos más famosos como nunca nadie los había contado: Cenicienta se casa con un fabricante de mermeladas; los siete enanos y “Blanquita” (Blancanieves) se dedican al juego, los tres osos se comen a la niña de los rizos de oro y Caperucita Roja se hace un abrigo con la piel del lobo. ¡Todo en clave de humor y poesía!

 

 

 

Compilación realizada por: Lorena Lacaille escritora, biblioterapeuta,  traductora, especialista en Feng Shui y terapeuta en EFT (técnicas de liberación emocional)